Es un fermento que procede de la descomposición del gluten contenido en la cebada y está constituido por un hongo, conocido con el nombre de Saccharomyces cerevisiae.

La levadura de cerveza tiene multitud de propiedades y beneficios para nuestro organismo, según atestiguan diversos estudios científicos. Es una fuente de proteínas con gran valor biológico, es decir, que cuenta con todos los aminoácidos esenciales, incluyendo la lisina.

Es rica en vitaminas del grupo B, las cuales inciden en el sistema nervioso y fortalecen el sistema inmunológico. Este tipo de vitaminas son muy importantes para los grupos de avanzada edad, personas que siguen dietas de adelgazamiento bajas en calorías y vegetarianos estrictos o veganos, que corren mayor riesgo de sufrir carencias en su alimentación.

Además, la levadura de cerveza destaca por aportar carbohidratos, así como ácidos grasos insaturados y lecitina, los cuales ayudan a regular el nivel de colesterol y los triglicéridos.

Entre sus propiedades cabe destacar su riqueza en minerales como el cromo y el hierro y su bajo contenido en sodio, que hacen que sea recomendable para pacientes diabéticos, personas con hipertensión y para prevenir estados anémicos.

Como vemos, la levadura de cerveza ofrece innumerables beneficios para nuestra salud y está indicada tanto para personas que llevan a cabo actividades físicas o psíquicas muy exigentes, como para deportistas, estudiantes y adolescentes.

Mercedes Martín Sánchez

Naturópata

 

¿Sabías que existen una buena cantidad de plantas que son ideales para combatir las inflamaciones?

Estas hierbas antiinflamatorias ayudan a acelerar los procesos de desinflamación que el mismo cuerpo usa como reacción ante cierto inconveniente, como un golpe, una torcedura o una enfermedad como la artritis.

Y es por eso que puedes tenerlas en cuenta si necesitas tratar una inflamación de manera natural.

En los últimos años se han publicado diferentes estudios que avanzan en la acción antiinflamatoria y analgésica de determinadas plantas.

Estos “antiinflamatorios naturales”, pueden permitir al paciente disminuir la dosis de los medicamentos antiinflamatorios y, al mismo tiempo, del protector gástrico que suele prescribirse en estos tratamientos y que tampoco está exento de efectos secundarios.

(más…)

 

La hipertensión (HTA), o tensión arterial alta, es cada vez más frecuente en los países desarrollados y un factor de riesgo importante de enfermedad cardiovascular o derrame cerebral.

Puesto que la tensión es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias cuando la bombea el corazón, los factores que influyen son muchos.

Puede aparecer HTA por un aumento del volumen sanguíneo, debido a una alteración renal y una mala regulación del sodio, aunque el hígado y el bazo también están implicados en los niveles del volumen de sangre; por mal estado de las arterias o acumulación de calcio en las paredes; o por la alteración de la vasodilatación y la vasoconstricción debida a estrés, estimulantes o mala alimentación.

Alimentos que hay que evitar: azúcares, alcohol, regaliz, picantes, sodio y los productos que lo contienen (embutidos, quesos, conservas, etc). Sustituye la sal por cantidades moderadas de algas marinas, tamari o miso y agua de mar, o especias (no picantes), hierbas aromáticas y ajo.

(más…)

 

Entre las propiedades y beneficios que el caqui nos aporta en nuestra dieta diaria destacaríamos su aporte en provitamina A  , especialmente recomendada para personas que realizan dietas de adelgazamiento o se encuentran en periodos de crecimiento como los niños, así como para mujeres embarazadas o en proceso de lactancia, para una actividad física diaria, para el estrés o para enfermedades inflamatorias.

 

Otra de las vitaminas que nos ofrece el caqui son la vitamina A y vitamina C con un gran aporte de antioxidantes para nuestro organismo evitando así problemas degenerativos, del sistema cardiovascular o en la prevención de enfermedades como el cáncer, así como cuidar de nuestros huesos y dientes además de intervenir en la fabricación de glóbulos rojos y en la absorción del hierro.

(más…)

 

El dolor de cabeza, la irritabilidad y la indigestión pueden ser situaciones aisladas causadas por algún acontecimiento en particular.

Sin embargo cuando se convierten en la regla y no en la excepción, quizás debamos prestarles más atención, porque pueden ser señal de que el cuerpo no está eliminando las toxinas como corresponde.

Entre los principales signos de que el sistema de eliminación de tóxicos no está funcionando correctamente encontramos:

(más…)