tristezaCada vez se diagnostican más casos y se medica a pacientes equivocadamente, confirma un nuevo estudio británico. Su autor culpa en parte a la industria farmacéutica.”Estamos viendo a pacientes tornarse dependientes de drogas que no les hacían falta”, alerta.

Millones de pacientes están siendo diagnosticados con depresión cuando simplemente están tristes. Los antidepresivos están siendo usados por personas que están de luto por un ser querido, sufriendo problemas sexuales o que simplemente no consiguen dormir, dice un nuevo informe científico publicado por la universidad de Liverpool y citado en el diario británico The Daily Mail.

El número de personas diagnosticadas con enfermedades mentales como la depresión se ha doblado desde el año 2002. Por ejemplo, se cree que en el Reino Unido más de cinco millones de personas están clasificadas como depresivas o ansiosas.

Chris Dowrick, profesor de la universidad, alerta que más de la mitad de estos pacientes fueron diagnosticados erróneamente y considera que el diagnóstico de depresión debe ser revisado.

Pero además va más lejos y aboga por que a las empresas farmacéuticas se les prohíba comercializar sus medicamentos por medio de los médicos.

“En las últimas décadas ha habido una tendencia creciente de diagnosticar la depresión a pacientes que solo presentan angustia y tristeza”, observa.

El especialista cree que, ante la duda, resulta fácil optar por un el diagnóstico de depresión, que suele implicar que al paciente se le recete al menos un comprimido por día.

Creando dependientes

depre

“Pero estas pastillas no funcionan para personas que tienen depresión leve o que simplemente están tristes. Es más, tienen efectos segundarios y estamos viendo a pacientes tornarse dependientes de drogas que no les hacían falta”, alerta.

Según el profesor, los problemas comenzaron a surgir en los años 80, cuando los síntomas de depresión fueron reducidos a “un sentimiento de tristeza sostenido durante al menos dos semanas, alteraciones del apetito, del sueño, reducción de la líbido y cansancio”.

Dowrick explica que la mayoría de las personas sentirá eso en algún momento de su vida.

depre1La estrategia de las farmacéuticas

Al margen de la necesidad de revisar el diagnóstico basado en estos síntomas, el boom de las prescripciones es un hecho. Valga el ejemplo del Reino Unido, donde las ventas de antidepresivos aumentam 10% cada año.

Dowrick y su equipo afirman que las compañías farmacéuticas son buena parte del problema. El profesor critica las estratategias de marketing sobre drogas para depresión leve y ansiedad. “Muchas veces los médicos no saben si las drogas son efectivas porque no tienen información suficiente sobre los estudios encargados por las farmacéuticas.”

Sin embargo Jenny Edwards, jefe ejecutiva de la Mental Health Foundation, no está de acuerdo en que se exagere en los diagnósticos. “Diagnosticar esa enfermedad puede ser un primer paso crucial para las personas pidan ayuda” defiende.

El pasado viernes 3 de enero fue revelado que las empresas farmacéuticas ocultan de forma rutinaria los resultados de los ensayos clínicos para que los médicos no tengan acceso, informaba el diario The Telegraph.

Así lo denunciaban diputados británicos, que se mostraban extremadamente preocupados por la estrategia de las farmacuéuticas de “maquillar”los resultados desfavorables.

Fuente vidayestilo.terra.com