Entrevista , Natalia Eres Oncóloga , Nuestro cuerpo es puro ritmo

Tengo 37 años. Nací en Lleida y vivo en Barcelona. Me licencié en Medicina y me especialicé en Oncología Médica, pero durante toda la especialidad me dediqué a explorar medicinas complementarias.

Hice un posgrado de Acupuntura y otro posgrado de Homeopatía. Dirijo una unidad de medicina integrativa.

Usted tiene un cáncer localizado. El oncólogo le propone extirpar el tumor y, para prevenir las recaídas, recibirá radioterapia y quimioterapia.

* Así actúa la oncología clásica.

Es un enfoque un tanto bélico y reduccionista: trata aquella parte del cuerpo del individuo localizada en un espacio determinado, objetivable y medible.

* ¿Y?

-Que nuestro organismo es un ecosistema. Somos sistemas de procesamiento de información. Mantenemos un intercambio con nuestro exterior a través de lo que comemos, respiramos, sentimos, pensamos y hacemos. Y lo mismo ocurre en nuestro interior, donde funcionamos como una sociedad. Nuestro cuerpo mantiene relaciones entre sus tejidos.

* ¿Nuestras células se comunican entre sí?

Claro y, a su vez, se relacionan con nuestras partes más sutiles como la emocional o la mental, que no por ser más difícilmente cuantificables son menos protagonistas en nuestro modo de enfermar.

* ¿El cáncer es un problema de comunicación interior?

Una célula enferma de cáncer es una entidad viva que ha perdido sus marcos de referencia, ya no sintoniza con su entorno. Ha perdido su ritmo de división y ha empezado a funcionar con sus propios factores de crecimiento.

* ¿La célula ha perdido el ritmo, dice usted?

Avances recientes en algunas disciplinas científicas, como la neuropsicoinmunología, nos hablan de la existencia de fenómenos de sincronización entre diversos ritmos existentes en nuestro cuerpo, como el ritmo cardiaco, nuestras ondas cerebrales, nuestra respiración…; y cómo este acoplamiento de ritmos repercute en el correcto funcionamiento de todo nuestro ser.

* ¿Redes de comunicación internas?

Sí, redes que se imbrican entre sí, y velan por el buen funcionamiento de nuestros órganos y otras actividades esenciales como la calidad del sueño o la capacidad de regeneración de los tejidos.

* ¿Y qué tienen que ver con el cáncer?

Las células, en su patrón de división, tienen un intervalo específico durante el cual deciden si continúan su ciclo o no. Estudios realizados con tejidos y cultivos celulares muestran cómo al someter una célula o un tejido a estrés (poca nutrición, contaminación del medio…) reaccionan con un estado de alarma que les lleva a acelerar la división celular.

* ¿De nuevo el ritmo?

Sí. Entre una célula y usted no hay tanta diferencia: somos seres de relación.

* ¿Qué otras redes de comunicación operan en nosotros?

-El sistema inmunitario. Los linfocitos y las células dendríticas vigilan el ritmo de proliferación de nuestras propias células y su relación con el tejido donde están inmersas. Mantienen con el entorno que las sostiene y alimenta innumerables relaciones, pero en lugar de comunicarse con palabras, lo hacen a través de mediadores químicos.

* Entonces, ¿el sistema inmunitario es como un pequeño cerebro?

Sí, el sistema inmunitario tiene memoria, y dispone de gran variedad de sustancias que utiliza para comunicarse a distancia: las citokinas y los interferones. En estudios efectuados con personas sometidas a situaciones estresantes o generadoras de emociones como miedo o tristeza mantenidas durante largo tiempo, se ha observado que se deprime el tono de este sistema y se altera su función.

* ¿Lo que sentimos y pensamos puede influir en la forma de evolución de un cáncer?

Por supuesto, por eso es importante no tratar únicamente el tumor, hay que recuperar la salud global: física y mental. El paciente debe acceder a su sistema emocional. Y también hay que tener en cuenta el entorno.

* ¿…?

Nuestro ritmo no está aislado del mundo. Investigaciones en ciencia aeroespacial demuestran como muchos de nuestros ritmos vitales se alteran cuando nos desincronizamos del campo geomagnético de la Tierra. Nuestras ciudades están plagadas de contaminación electromagnética y los cultivos celulares sometidos a campos eléctricos alteran su respuesta a la acción reguladora de la melatonina y el tamoxifeno.

* Mala solución tiene eso.

Nuestro cuerpo es una red integrada que trabaja para restablecer sus ritmos y funciones. Diariamente sufrimos millones de agresiones que el cuerpo neutraliza.

* Usted propone simultanear la medicina convencional con medicinas alternativas.

Mi trabajo con un paciente con cáncer es ayudarle a restablecer sus procesos de comunicación, a todos los niveles.

* ¿Cómo actúa la acupuntura en pacientes con cáncer?

Mejora los síntomas, la vitalidad tisular y el funcionamiento del sistema inmunitario. Aumenta la secreción de endorfinas, la hormona del placer, y parece regular la secreción de melatonina, una hormona muy relacionada con la capacidad del cuerpo de mantener una buena división celular.

* ¿Y la homeopatía?

Es muy útil, como mínimo para desbloquear aspectos de la memoria emocional. Es vital ser conscientes de los mensajes que nos damos a nosotros mismos, y cómo procesamos aquellos que nos vienen del exterior. Es muy distinto decir al paciente: “Vamos a luchar contra ese enemigo invasor” que hacerle entender que son sus propias células las que han perdido el ritmo. Los mensajes verbales tienen efectos reales bioquímicos.

3 Respuestas en “Entrevista , Natalia Eres Oncóloga , Nuestro cuerpo es puro ritmo”


  1. Alternativa Costa Rica comenta:

    Excelente publicación. No todas las personas valoran la medicina natural como se debería, sin embargo no se puede dejar de ver el impacto que tiene nuestro estado psico-emocional en el cuerpo.
    La medicina convencional suele ser un remedio medio, rápido que no siempre trata la verdadera razón de la enfermedad.
    Es necesario que veamos hacia adentro pues somos nosotros, nuestra forma de pensar y actitud ante la vida la que lleva a consecuencias como la enfermedad.
    Afortunadamente existen métodos para superar cada situación y enfermedad.
    Gracias


  2. marisela comenta:

    mi nina tia, madre de crianza tiene cancer en pancreas e higado etapa 4 nos dieron un mes 3 con quimios decidimos no darselas lleva 2 meses 6 dias….. estamos desesperados….


  3. Josep Climent comenta:

    Siempre un placer leer las reflexiones de la dra Natàlia Eres sobre la enfermedad y los mecanismos del cuerpo para sanarse. Un cordial saludo.

Deje su comentario

Usted debe estar conectado para publicar un comentario.