Hoy en día, la mala alimentación y el sedentarismo son los principales factores de riesgo para la salud del corazón, unos factores que están aumentando la tasa de personas con algún riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular.

Con riesgos genéticos es más difícil evitar los problemas del corazón; no obstante, en la mayoría de los casos se ha demostrado que llevar una dieta sana y equilibrada y un estilo de vida saludable es una de las mejores formas de prevención.

Como los demás órganos de nuestro cuerpo, el corazón requiere de algunos nutrientes esenciales para funcionar de forma normal. Algunos de ellos que deberían incorporarse a la dieta son los ácidos grasos , también conocidos como “grasas buenas” entre los que se encuentra el omega 3.

Los ácidos grasos omega 3 son un tipo de grasa poliinsaturada que el cuerpo no produce por sí mismo, pero que puede absorber a través de los alimentos.

Durante años, el omega 3 ha sido fuente de investigación, numerosos estudios demuestran que tiene efectos positivos sobre el corazón y nos ayuda a cuidarlo.

Teniendo en cuenta esto y la tasa tan alta de personas con problemas cardíacos, los expertos en salud y nutrición vienen recomendando desde hace algunos años incluir más omega 3 en nuestra dieta como una forma de prevención del riesgo de padecer problemas de corazón.

Podemos encontrar omega 3 en los siguientes alimentos:

Pescados azules y mariscos

Las anchoas
El salmón
El bacalao

El arenque
La sardina
El atún

La caballa
Las langostas
Los cangrejos

Las gambas
Los langostinos

Semillas

Semillas de chía
Semillas de lino
Semillas de salvia
Frutos secos

Las nueces
Las almendras
Las avellanas
Las castañas

Vegetales

La lechuga
La soja
La espinaca

El brócoli
Las coles
El pepino

Cualquier nutricionista o experto en salud va a coincidir en que la mejor forma de consumir omega 3 es a través de los alimentos que lo contienen. Sin embargo, pueden existir dietas que carecen de este nutriente, o personas que necesiten un aporte adicional por determinadas circunstancias.

En estos casos existe la opción de adicionar a la dieta un complemento alimenticio concentrado de omega-3.

Fuente mejorconsalud.com

Deje su comentario

Usted debe estar conectado para publicar un comentario.