Una investigación desarrollada por científicos del Departamento de Psicología de la Universidad de Otago (Nueva Zelanda) ha descubierto que el aumento del consumo de frutas y verduras puede mejorar el bienestar psicológico en apenas 2 semanas.

frutas-750x400

¿La ingesta de frutas y verduras puede mejorar la salud mental?

Para explorar este extremo, los expertos contaron con la participación de 171 estudiantes de entre 18 y 15 años y los dividieron en tres grupos. Un grupo continuó con su patrón de alimentación normal como grupo de control; el segundo grupo recibió dos porciones adicionales de frutas y verduras frescas (incluyendo zanahorias, kiwis, manzanas y naranjas) cada día, mientras que el grupo restante recibió cupones prepagados y recibió recordatorios de texto sobre la importancia de consumir más frutas y verduras.

El experimento duró 2 semanas.

Al principio y al final del estudio, los participantes fueron sometidos a evaluaciones psicológicas que examinaron el estado de ánimo, la vitalidad, la motivación, los síntomas de depresión y ansiedad y otros factores clave en la salud mental y el bienestar.

Una vez transcurridas las 2 semanas, los resultados evidenciaron que el grupo que había consumido más frutas y verduras durante este tiempo (una media de 3,7 porciones al día) experimentó mejoras en el bienestar psicológico; en concreto, los efectos positivos rodeaban una mayor vitalidad, una mayor motivación y un mejor estado de ánimo. Los otros grupos no experimentaron ningún tipo de cambio psicológico.

584

Los investigadores afirman que sus hallazgos indican que el aumento de la ingesta de frutas y verduras puede conducir a beneficios rápidos para el bienestar psicológico, en tan solo 2 semanas.

“Este es el primer estudio que demuestra que proporcionar frutas y verduras de calidad a adultos jóvenes puede conducir a mejoras en corto plazo sobre la vitalidad o la motivación.

Los hallazgos proporcionan la validación inicial de una relación causal entre las frutas y verduras y el bienestar, lo que sugiere que los estudios de intervención a gran escala están justificados”, sentencia Tamlin Conner, líder del trabajo.

El estudio ha sido publicado en la revista PloS One.

Fuente muyinteresante.es

Deje su comentario

Usted debe estar conectado para publicar un comentario.