El hinojo es una planta de aroma anisado, tiene la virtud de aplacar el dolor de estómago y de combatir con éxito numerosas indisposiciones digestivas. Pero además las semillas aportan algunos beneficios más que seguramente no conoces.

El hinojo (Foeniculum vulgare) es una planta aromática de hasta 120 cm de alto, ramificada, con hojas plumosas y flores amarillentas, en umbelas.

Originario de la cuenca mediterránea, crece sobre suelos pobres y secos en campos, bordes de caminos y sembrados.

De esta planta se aprovechan los bulbos y los frutos, con sus semillas. Estas son de sabor dulce, semejante al anís o al regaliz.

Forma parte de las planas carminativas (favorecen la expulsión de los gases del tubo digestivo), junto con el anís, el comino o la alcaravea. Por ello el beneficio más conocido es el de ayudar a una buena digestión.

* Combate el dolor de regla : El hinojo evita el dolor causado por la contracción del útero.

Un estudio iraní recomienda tomar 30 miligramos de extracto, 4 veces al día.

* Buena digestión : Las propiedades antiespasmódicas son útiles para tratar las molestias intestinales.

Prepara una infusión con 5 gramos/taza durante 10 minutos. Toma dos tazas al día.

* Tos bronquial : Una infusión de semillas de hinojo ayuda a eliminar la mucosidad.

No es recomendable para bebés o niños pequeños por el contenido en anetol, uno de sus principios activos.

* Remedio de urgencia para la halitosis : Puedes masticar unos cuantos frutos secos después de las comidas.

Esto es una solución rápida, pero conviene averiguar el origen del mal aliento.

*  Aumenta la libido : Se le ha llamado “perla de los afrodisiacos”.

Se puede combinar con canela, para preparar una infusión que potencia este efecto estimulante.

Fuente cuerpomente

Deje su comentario

Usted debe estar conectado para publicar un comentario.