Cada vez son más los deportistas y profesionales del deporte que buscan ayudas naturales para potenciar su rendimiento y ayudar a la prevención y recuperación de las lesiones deportivas.

La ingesta de suplementos deportivos fitoterápicos y nutricionales en el deporte tiene la finalidad, no sólo de potenciar la salud del deportista y ayudarle a desarrollar lo mejor posible la actividad deportiva, sino también de cubrir las necesidades que no se alcanzan con la alimentación.

Suplementos deportivos que aportan energía

Fatiga, cansancio, sobreentrenamiento, competiciones… son situaciones en las que el deportista requiere un extra de energía. Y es que, a veces, la alimentación por sí sola no es suficiente para asegurar al cuerpo la energía necesaria para que supere el estrés físico al que se le somete.

En estos casos, es útil integrar en la dieta suplementos deportivos energéticos que contribuyan a preparar el organismo para la práctica deportiva. Lo ideal es que esos suplementos deportivos estén elaborados a base de sustancias naturales que mejoren la resistencia y el rendimiento, que retarden la aparición de la fatiga y que aporten las vitaminas y minerales necesarios.

Si hay una planta que destaca por los múltiples beneficios que presenta para los deportistas y, entre ellos, activar los procesos energéticos del organismo, ese es el ginseng.

Ayuda a mejorar la capacidad física y la resistencia de los deportistas ante situaciones de estrés como son las competiciones deportivas, aumenta el aporte de oxígeno a los músculos permitiendo prolongar los ejercicios y recuperarse con mayor rapidez, previene la fatiga y disminuye la producción de agujetas.

Sistema inmunológico naturalmente fuerte

El exceso de ejercicio puede provocar que el sistema inmunitario se resienta y las defensas del deportista se debiliten. El riesgo de que los microorganismos que ataquen al cuerpo es mayor.

Conocida como el “antibiótico natural”, ayuda a proteger el organismo frente al ataque de virus, bacterias y hongos. Combinada con otras sustancias, como el tomillo o el propóleo, ayuda en la prevención y el tratamiento de las infecciones.

También es importante mantener unos niveles de hierro óptimos. No sólo porque tiene capacidad para disminuir la fatiga, sino porque se ha observado que las personas con los niveles bajos de hierro suelen tener más tendencia a las infecciones.

Plantas que favorecen la recuperación

Las lesiones, uno de los principales enemigos del deportista, pueden aparecer por accidente o por sobrecarga de las articulaciones. Para prevenirlas podemos aportar a músculos, huesos, ligamentos y cartílagos algunos suplementos naturales que les ayuden a estar fuertes y a contrarrestar el desgaste al que están sometidos.

Estos complejos deben combinar minerales (como el calcio, el magnesio, el silicio o el manganeso), con vitaminas (C, A, D y varias del grupo B) y aminoácidos de origen vegetal (glicina, prolina, etc.). El alga espirulina es un excelente complemento en este sentido porque ayuda a regenerar y reafirmar los tejidos.

Ingredientes naturales para combatir nervios, estrés e insomnio

Habitualmente, las competiciones deportivas y la presión por la obtención de unos buenos resultados generan altos niveles de estrés y ansiedad en el deportista. Esta situación puede derivar en algunas alteraciones como taquicardias, insomnio, irritabilidad…

Algunas plantas como la valeriana, la pasiflora, la tila o el espino blanco, conocidas por su acción sedante, contribuirán a relajar el sistema nervioso y a aumentar la capacidad corporal para hacer frente a estas situaciones.

Antioxidantes naturales

Durante el ejercicio se consume en torno a diez veces más oxígeno que en reposo. En consecuencia, los radicales libres, que provocan lesiones oxidativas en nuestras células, aumentan considerablemente. Ese exceso se traduce en una disminución del rendimiento, un aumento de la fatiga y retrasos en la recuperación.

Para paliar todos esos daños, los deportistas deben aportar a su cuerpo un extra de antioxidantes naturales que actúan como neutralizantes. Hay sustancias de origen totalmente vegetal como el resveratrol o la astaxantina con elevada capacidad para reducir el daño provocado por los radicales libres.

Las alternativas naturales tienen la ventaja de ser mucho más inocua, menos agresiva y más respetuosa con su salud que determinadas fórmulas químicas. El deportista debe optar por productos avalados, sometidos a exhaustivos controles de calidad que aporten a los suplementos naturales garantías de eficacia y seguridad.

Fuente Bioecoactual.com

Deje su comentario

He leído y acepto la Cláusula de Consentimiento*