El ácido elágico de la Granada

El ácido elágico de la Granada

Un estudio destacó el poder para prevenir el cáncer con la granada. En concreto, los elagitaninos parecen ser responsables del efecto anti proliferativo de la fruta, ayudando de esta manera a prevenir el cáncer de mama.

El ácido elágico en granadas inhibe la aromatasa, una enzima que convierte los andrógenos en estrógenos. De esta forma, la aromatasa juega un papel clave en la carcinogénesis de mama, por lo tanto, se inhibe el crecimiento del cáncer de mama.

Además tiene propiedades antiinflamatorias, aparte tiene niveles más altos de antioxidantes que el vino rojo y el té verde. La cantidad de antioxidantes generalmente se atribuye al contenido de polifenoles. Ayuda a combatir el cáncer de próstata, cáncer de pulmón, enfermedades cardíacas y el Alzheimer.

De acuerdo con la Asociación Estadounidense de Urología, la granada por tener numerosos antioxidantes y sustancias vegetales puede ayudar a los hombres con cáncer de próstata.

Propiedades nutritivas de la granada

Es una fruta de muy bajo valor calórico debido a su escaso contenido de hidratos de carbono. El componente mayoritario es el agua y en lo que se refiere a otros nutrientes, tan sólo destaca su aporte mineral de potasio. Este mineral es necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal, interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.

Otros componentes destacables son el ácido cítrico (de acción desinfectante, alcaliniza la orina y potencia la acción de la vitamina C), málico, flavonoides (pigmentos de acción antioxidante) y los taninos. Estos últimos son sustancias con propiedades astringentes y antiinflamatorias.

Algunas de las acciones de los taninos son secar y desinflamar la mucosa intestinal (capa que tapiza el interior del conducto digestivo), por lo que resultan eficaces en el tratamiento de la diarrea. Los taninos se reconocen rápidamente por la sensación áspera que producen al paladar.

Composición por 100 gramos de porción comestible (mcg = microgramos):

* Calorías 31,8
* Hidratos de carbono (g) 7,5
* Fibra (g) 0,2
* Vitamina C (mg) 5,7

* Provitamina A (mcg) 3,5
* Potasio (mg) 275
* Magnesio (mg) 3
* Calcio (mg) 8

Propiedades curativas de la Granada

Ya se explico en forma de introducción las propiedades del granada con relación al Cáncer, ahora ampliaremos las extensas bondades de la granada en bien de la salud.

Por su bajo contenido en calorías e hidratos de carbono, su consumo lo pueden contemplar quienes siguen una dieta de adelgazamiento y las personas con diabetes.

Los taninos que contiene esta fruta le confieren la propiedad astringente y antiinflamatoria en las mucosas del tracto digestivo. La corteza (malicorium) y los tabiques internos son las partes del fruto que más cantidad de taninos presentan. Por ello, el consumo de granada está indicado en caso de diarreas infecciosas, cólicos intestinales, flatulencia (exceso de gases) y estómago delicado.

La corteza del fruto y las láminas o tabiques internos que separan cada grano poseen alcaloides con propiedades vermífugas, por lo que son muy eficaces para expulsar la tenia y las lombrices intestinales. Las cualidades antisépticas y antiinflamatorias que se le atribuyen a esta fruta, también se basan en su contenido en ácidos como el ácido cítrico y málico, responsables de su agradable sabor acidulado.

El ácido cítrico favorece la eliminación de ácido úrico y sus sales a través de la orina, por lo que el consumo de granada es muy adecuado en caso de hiperuricemia o gota y litiasis renal por sales de ácido úrico.

La granada también contiene flavonoides, pigmentos vegetales responsables del color rojizo de sus granos, de acción antioxidante y antiséptica. Dichos componentes tienen la capacidad de captar radicales libres nocivos para el organismo, por lo que el consumo de granada contribuye a reducir el riesgo de enfermedades degenerativas, cardiovasculares y de cáncer.

Así mismo, por su elevado contenido en potasio y bajo en sodio, resultan muy recomendables para aquellas personas que sufren hipertensión arterial o afecciones de vasos sanguíneos y corazón. No obstante, su consumo deberá tenerlo en cuenta las personas que padecen de insuficiencia renal y que requieren de dietas especiales controladas en este mineral.

Sin embargo, a quienes toman diuréticos que eliminan potasio y a las personas con bulimia; debido a los episodios de vómitos autoinducidos que provocan grandes pérdidas de este mineral, les conviene el consumo de granada.

El jugo de granada puede ayudar a revertir enfermedades cardíacas. Cuando hay acumulaciones de placas en las arterias, las arterias se endurecen (arterosclerosis). Al disminuir el espacio arterial el flujo sanguíneo también disminuye. Esto aumenta el riesgo a tener un ataque cerebral. En los estudios el jugo de granada disminuyó el endurecimiento de las arterias surgido de elevados niveles de colesterol.

Otros estudios han demostrado cómo el jugo de granada puede ayudar a prevenir y tratar el cáncer de próstata y la osteoartritis. Seguramente los investigadores descubrirán pronto muchas otras razones para disfrutar de esta fruta.

Fuente

Deje su comentario

He leído y acepto la Cláusula de Consentimiento*