¿Cómo utilizar la energía de los colores?

¿Cómo utilizar la energía de los colores?

La cromoterapia se basa en la curación a través de los colores y la luz.

El color no pasa desapercibido en nuestras vidas. Por el contrario, nos provoca las más diversas sensaciones: alegría, malhumor, indiferencia o energía.

Cada color tiene una vibración que influye en la capacidad sanatorio del organismo.
La cromoterapia utiliza los colores con sus diferentes matices y tonos para devolvernos el equilibrio físico y psicológico.

Los colores estimulan diferentes partes del sistema nervioso, afectando el metabolismo y las secreciones glandulares.

Quienes trabajan con esta terapia aplican los siete colores del espectro, junto con sus matices y tonos. Todos los tonos de un color comparten sus cualidades fundamentales, pero sus significados psicológicos se modifican según la tonalidad mas intensa (cuando se mezcla con blanco) o mas apagada, cuando se mezcla con negro (matiz)

* Rojo, proporciona energía. Impulsa la descarga de adrenalina en el torrente sanguíneo. Activa la circulación, combate el agotamiento, mejora la anemia y alivia los dolores musculares.

A nivel psicológico es estimulante, facilita la extraversión. Su abuso puede provocar agresividad, irritación y fatiga.

* Naranja, contra la depresión. Mejora la aflicción, pesar y pérdidas, ayuda a superar el impacto de una ofensa grave, alivia el asma, reumatismo y fracturas óseas.

* Amarillo, sube la autoestima. Eleva la autoestima y es muy útil contra el miedo. Está conectado con el aparato digestivo, el hígado, la vesícula, el páncreas, al abdomen, la piel y el sistema nervioso. Elimina las toxinas y estimula el flujo de los jugos gástricos. ayuda en la actividad mental e intelectual. Favorece el estudio. Alivia la menopausia.

* Verde, cura las cefaleas. Está conectado con la glándula timo, el corazón, los hombros, el pecho y los pulmones. Da equilibrio, paz interior, tranquilidad. Es favorable para la lectura. Alivia los dolores de cabeza y mejora el hígado.

* Azul, mejora los resfríos. Gobierna la zona de la garganta, la parte superior de los pulmones y de los brazos y la base del cráneo. Alivia la rigidez del cuello, los problemas de oídos y garganta.

* Añil, combate el insomnio. Gobierna la parte ósea, especialmente la columna vertebral, la glándula pituitaria, la parte inferior del cerebro, los ojos y los senos. Alivia el asma, la bronquitis, lumbago, ciática, migraña, eczema e inflamaciones. Baja la presión sanguínea, es bueno contra el insomnio.

Deje su comentario

He leído y acepto la Cláusula de Consentimiento*