Nadie duda de las propiedades curativas del ajo blanco, el común, el que tiene sabor fuerte y que a muchas personas, les produce malestar estomacal.

ajo-negro

Pues bien, para todos ellos, ya existe el ajo negro: se trata de una versión ahumada del tradicional, con las mismas propiedades medicinales, pero sin su tradicional gusto fuerte.

El ajo, Allium Sativum, es un gran aliado de la salud. Amado por algunos y odiado por otros, se cultiva en la humanidad desde tiempos inmemoriales.

Probablemente sea el remedio natural más probado y estudiado en el mundo, para un montón de dolencias y enfermedades.

El consumo de ajo disminuye el colesterol malo, es antibiótico y antiséptico, hace más fluida la sangre, es diurético, expectorante, descongestivo, su uso frecuente aumenta el diámetro de algunos vasos sanguíneos pequeños, disminuye la presión sanguínea y es sedante nervioso, por su alto contenido en fósforo y azufre.

Lo cierto es que, a pesar de sus beneficios, el ajo es evitado por muchas personas, por su sabor fuerte, porque suele caer mal al estómago o porque deja mal aliento.

Para todos ellos -y para beneficio de la humanidad en general- ahora existe la posibilidad de hacerse de todos los poderes del ajo sin padecer sus molestias. ¿Cómo? Consumiendo ajo negro.

Según especialistas, esta versión morocha del ajo tiene diez veces más propiedades que el blanco común. El ajo negro es el mismo Allium Sativum, estacionado y fermentado durante poco más de un mes, a una temperatura muy leve y constante en hornos especiales. En ese tiempo su blanca carne toma el color negruzco rojizo de las ciruelas pasas.

Los ajos negros tienen sabor a ciruelas dulces, casi no tienen olor, y pueden conservarse perfecto, aproximadamente durante un año, sin ningún tipo de conservante.

ajo-negro-y-sus-excelentes-propiedades-medicinales

Razones para consumirlo

El consumo de ajo negro es recomendable por estas razones: ayuda al sistema inmunológico del organismo, es antioxidante, mantiene en buenos niveles la presión sanguínea y ayuda a eliminar lípidos y colesterol, previniendo de ese modo las enfermedades cardiovasculares.

Se trata también de un energizante natural. Es consumido por deportistas y atletas de alto rendimiento. También combate el estrés y la depresión.

A su vez tiene un sabor delicioso, un tanto dulce y de consistencia blanda, lo cual lo hace muy fácil de digerir, eliminando por completo el mal aliento.

Uno de los atractivos de este producto, es que su proceso de elaboración es totalmente natural, sin el uso o agregado de conservantes u otros aditivos químicos. Se conserva en buen estado durante un largo período, gracias a sus numerosas y consistentes cáscaras.

Fuente sabervivir.com

Deje su comentario

He leído y acepto la Cláusula de Consentimiento*