cancer_estresEl estrés es uno de los factores que facilita la aparición del cáncer tal como ha quedado demostrado en diversos estudios ya que debilita el sistema inmune haciéndonos más vulnerables a los tumores.

No hace falta vivir solo situaciones desagradables para tener estrés porque sin ir más lejos el nacimiento de un hijo puede provocarlo y no es un acontecimiento precisamente desagradable sino todo lo contrario.

El organismo responde al estrés de diferentes formas, que en un principio incluso pueden ser beneficiosas para nosotros, pero cuando este se mantiene a lo largo del tiempo puede producir alteraciones tanto físicas como psicológicas.

Las respuestas que solemos tener frente al estrés son las de sentir emociones como miedo, tristeza, negatividad, tristeza, dolor de cabeza o tensión muscular.

A priori, este tipo de respuestas son algo normal ya que permiten que el organismo se adapte a ese estrés, pero cuando esas respuestas se prolongan demasiado en el tiempo, se comienzan a dar problemas de adaptación que impiden respuestas eficientes del organismo, produciendo alteraciones fisiológicas como el cansancio físico y debilitando las defensas haciéndonos más vulnerables a las enfermedades.

Cáncer-y-estres

Cuando se padece cáncer, el estrés lo que hace es producir al paciente una mayor resistencia a los tratamientos, mayor dificultad de adaptación a ellos, empeoro de la enfermedad y mayores sensaciones de dolor.

Hay distintos estudios que indican como afecta el estrés en distintos tipos de cáncer.

(más…)

Estrés y Envejecimiento

Estrés y Envejecimiento

Muchos expertos indican que el estrés es uno de los factores que propicia una mayor aceleración del proceso de envejecimiento que sufre nuestro organismo. Hasta no hace mucho no existían evidencias científicas que relacionaran estrés y envejecimiento, sin embargo la creencia popular ya lo indicaba.

La evidencia de la relación fue descubierta en el año 2004, entonces se logró mostrar la asociación entre el estrés psicológico y el envejecimiento, concluyendo que cuando la mente sufre, el cuerpo envejece.

Es muy importante disfrutar de una vida que no se encuentre acelerada, el relax diario permite adquirir mayor calidad de vida en todos los sentidos.

El estudio fue realizado por un grupo de expertos de la Universidad de California, los investigadores tomaron los datos de 39 mujeres que se encontraban sometidas a un constante proceso de estrés causado por la enfermedad que sus hijos sufrían. Del mismo modo, tomaron los datos de otras 19 mujeres con los mismos patrones que el primer grupo pero con la peculiaridad de que éstas tenían hijos sanos y no sufrían estrés.

Las evidencias resultaron ser aplastantes, sufrir estrés incide en los telómeros, una parte del ADN humano que presenta un papel fundamental en el envejecimiento.

El envejecimiento debilita los telómeros volviéndolos inestables y no permitiendo que desempeñen adecuadamente una de las funciones que desarrollan, la renovación celular. A mayor estrés, mayor velocidad en el proceso degenerativo, no es de extrañar que algunas personas con 45 o 50 años aparenten 60 o 70 años debido a la estresante vida a la que están volcados.

Psicodermatología , el optimismo y la alegría embellecen

El estrés continuo deja rastros en la piel y “mata” la belleza, al igual que el descontento y la tristeza, pero también el consumo excesivo de nicotina y alcohol, o la falta de sueño .

El optimismo y una actitud positiva hacia la vida revisten tanta importancia para la belleza y la salud como muchos productos cosméticos.

Así lo afirman los expertos de la psicodermatología, disciplina poco conocida, pero que se practica con éxito desde hace veinte años en el Hospital General de Viena.

Algunos dichos como “no quisiera estar en su pellejo” o “es de cáscara amarga”, para describir un carácter travieso, revelan que la piel es más que la envoltura del cuerpo, ya que, según la dermatóloga vienesa Ulrike Mossbacher, se trata del órgano donde la vida psíquica más se refleja.

(más…)