tren vidaLa vida se asemeja a un viaje en tren. Con sus estaciones y cambios de vía, algunos accidentes, sorpresas agradables en algunos casos, y profundas tristezas en otros…

Al nacer, nos subimos al tren y nos encontramos con nuestros padres, creemos que siempre viajarán a nuestro lado… Pero en alguna estación ellos se bajarán dejándonos seguir el viaje, de pronto nos encontraremos sin su compañía y su amor irreemplazable…

No obstante, muchas otras personas que nos serán muy especiales y significativas, se irán subiendo al tren de nuestra vida… Nuestros hermanos, amigos y en algún momento, el amor de nuestra vida…

Algunos tomarán el tren, para realizar un simple paseo… Otros durante su viaje pasarán por momentos de oscuridad y tristeza… Y siempre encontraremos quienes estén dispuestos ayudar a los más necesitados…

Muchos al bajar, dejan un vacío permanente… otros pasan tan desapercibidos que ni siquiera nos damos cuenta que desocuparon sus asientos…

Es curioso ver como algunos pasajeros, aún los seres queridos, se acomodan en coches distintos al nuestro… Durante todo el trayecto están separados, sin que exista ninguna comunicación…

viajeentrenPero en realidad, nada nos impide que nos acerquemos a ellos si existe buena voluntad de nuestra parte… De lo contrario, puede ser tarde y encontraremos a otra persona en su lugar…

El viaje continúa, lleno de desafíos, sueños, fantasías, alegrías, tristezas, esperas y despedidas…

Tratemos de tener una buena relación con todos los pasajeros, buscando en cada uno, lo mejor que tengan para ofrecer.

En algún momento del trayecto, ellos podrán titubear y probablemente precisaremos entenderlos… pero recordemos que nosotros también, muchas veces, titubeamos y necesitamos a alguien que nos comprenda.

El gran misterio para todos, es que no sabremos jamás en qué estación nos toca bajar. Como tampoco dónde bajarán nuestros compañeros de viaje, ni siquiera el que está sentado a nuestro lado.

(más…)

 

humildadRealmente ¿sabemos que es la humildad?  ¿ Te lo has cuestionado  alguna vez ?

Entre todas las virtudes, la humildad -la verdadera humildad- es una de las más extendidas y que más enriquecen nuestras vidas.

No significa que debes subestimarte. Significa valorar a los demás. Señala una positiva actitud de apertura a la grandiosidad de la vida y a la voluntad de sorprendernos y elevarnos por la bondad, dondequiera que la podamos encontrar.

Aceptarnos imperfectos y querernos así, es la clave, y nos ayudará también a hacerlo con las personas que queremos; porque una palabra dicha con humildad tiene el significado de mil palabras agradables !

El verdadero humilde considera siempre que las experiencias de la vida son posibilidades abiertas para aprender cada vez más ; es permitir que cada experiencia te enseñe algo y desde ahí, desaparecen miedos y sufrimientos .

Los grados de la humildad son: conocerse, aceptarse, negarse a sí mismo y finalmente darse ; porque lejos de parecer frágil, la persona humilde hace visible su grandeza.

Os dejo una bonita lectura de Alex Rovira , qué la disfruteís !! y a practicar la Humildad , puedes comenzar la semana desarrollando esta bonita virtud  aportando siempre lo mejor de tí !

humildad4

“El secreto de la sabiduría, del poder y del conocimiento es la humildad “.
Ernest Hemingway

(más…)