partoUna mujer embarazada no es una enferma. Sin embargo, la culminación de ese estado, el parto, se ha convertido en un acto muy medicalizado.

Quirófanos llenos de personal, bisturís, camillas… Una instrumentalización que en ocasiones deshumaniza uno de los momentos más humanos de la vida: el nacimiento.

 La lucha por reducir la mortalidad infantil y materna instauró en los hospitales españoles muchas rutinas que favorecían la práctica médica.

Y se salvaron vidas. España tiene hoy una de las tasas de mortalidad infantil más bajas del mundo. Pero aunque la realidad social y médica han cambiado, algunas de esas prácticas perviven a pesar de que con el paso de los años han demostrado ser no solo ineficaces sino incluso perjudiciales.

(más…)

 

Muchas mujeres en todo el mundo apuestan por la lactancia materna natural frente a biberones. Y es que dar el pecho aporta muchos beneficios no solo para el bebé sino también para la madre.

lactancia1

 Ahora, un nuevo estudio publicado en la revista científica Rheumatology ha demostrado que las mujeres que amamantan a sus hijos tienen menos riesgo de padecer artritis reumatoide en el futuro.

Lactancia-materna2Para llegar a esta conclusión los investigadores encuestaron a unas 7.000 mujeres de más de 50 años de edad procedentes del sur de China de las cuales, aproximadamente una de cada diez sufrían artritis.

De este modo recopilaron desde el historial sanitario y el estilo de vida y el número de embarazos aparte, claro está, de la cantidad de tiempo que habían dado el pecho a cada uno de sus bebés.

Los resultados mostraron que las mujeres que habían dado de mamar tenían aproximadamente la mitad de probabilidades de sufrir artritis reumatoide que aquellas que no lo habían hecho.

Según las hipótesis de los expertos, la enfermedad puede verse afectada por factores hormonales. En concreto, durante el embarazo y la lactancia se incrementan los niveles de progesterona, una hormona con efectos antiinflamatorio y que podría proteger de algunas enfermedades.

Otra de las hipótesis que manejan los investigadores es que en las mujeres que dan el pecho se reducen los niveles de Contaminantes Orgánicos Persistentes, también conocidos como COP’s, que son sustancias químicas tóxicas que se acumulan en el organismo y afectan a nuestro sistema inmunitario.

Fuente muyinteresante.es

 

bebesLa alimentación de los bebés durante sus primeros meses de vida debe estar cargada de nutrientes esenciales para su correcto desarrollo y cuidado. Una de las opciones que muchas familias actuales eligen para alimentarlos son los productos para bebés ya preparados, listos para servirse o que sólo necesitan calentarse, que resultan una alternativa rápida frente al tiempo que requiere cocinar en casa.

Sin embargo, estos productos no son tan nutritivos como suelen alegar. Esto quedó plasmado en un estudio realizado por el Departamento de Nutrición de la Universidad de Glasgow, el cual reveló que los productos manufacturados por grandes empresas como Heinz, Organix o Cow & Gate -entre otras- contienen cantidades significativas de azúcar y son la mitad de nutritivos que los alimentos preparados en el hogar.

Durante la realización del estudio se analizaron los ingredientes de cada uno de los productos que conforman la ‘carta’ de dichas empresas. Entre ellos se encontraban algunos frutos secos y cereales para mezclar con agua o leche; y ciertas galletas o tortas, cuya información nutricional fue tomada del sitio web de cada fabricante.

bebes2

Una vez que se obtuvieron todos los datos, los resultados arrojaron que de los 479 ingredientes que conforman la diversidad de productos para bebés, 364 eran alimentos procesados listos para su consumo en forma de puré y 201 estaban destinados a niños mayores de cuatro meses. Del total de los ingredientes, el 65 por ciento eran dulces.

En el área de las calorías, los productos manufacturados listos para consumir también se compararon con la fórmula para bebés, registrando un promedio de 67 calorías por cada 100 gramos, casi la misma cantidad de calorías que la primera presenta y que muchas veces es utilizada para complementar la leche materna.

Y, aunque en materia de proteínas la comida preparada acusó una mayor cantidad que la fórmula, su concentración de hierro era menor que la que se encuentra en la fórmula para bebés. En este sentido, durante el estudio se encontró que las comidas caseras resultaron ser más ricas en nutrientes y poseedoras de menos calorías. Estas comidas incluían: estofado de pollo, carne de vaca con puré de papas, estofado de manzana y manzana con arroz con leche.

bebes1

Ahora bien, los bebés tienen una preferencia innata por los alimentos dulces, por esa razón es que suelen aceptar este tipo de comidas preparadas industrialmente. Sin embargo, el hecho de que sean dulces no necesariamente indica que sean nutritivas. En este sentido, el estudio indicó que “alrededor de 50 gramos de alimentos hechos en casa pueden proveer la misma cantidad de energías y proteínas que 100 gramos del alimento ya preparado desde la fábrica”.

Por otra parte, este tipo de comidas ya listas se promocionan e implementan a partir del cuarto mes de vida del bebé, tiempo en que debería estar alimentándose sólo de leche materna.

La Organización Mundial de la Salud recomienda que los bebés deben consumir únicamente leche materna hasta cumplir los seis meses de vida y, a partir de allí, ir incorporando otros alimentos que la acompañen hasta los dos años. Dicho proceso permite que el sistema digestivo del menor se desarrolle apropiadamente y se prepare para recibir alimentos sólidos cuando sea el momento adecuado.

bebes3

Además, la lactancia materna es muy importante para el desarrollo saludable del bebé: ayuda a crear defensas contra infecciones, permite un mejor crecimiento neuronal y el desarrollo de la sustancia blanca de su cerebro.

En resumen, la lactancia primero y la comida hecha en casa después siempre serán más saludables que cualquier opción industrial. Pensemos que cuando cocinamos por nuestra cuenta no sólo elegimos los alimentos que ingeriremos, sino que además los preparamos a gusto y les dedicamos tiempo y cuidado al proceso.

Por último, siempre es bueno recordar que los bebés, luego de la lactancia, deben adaptarse -de a poco- a las comidas de adultos, empezando por los cereales, vegetales y frutas hasta las carnes portadoras de proteínas, y que es fundamental recurrir regularmente a un profesional que haga un seguimiento adecuado de la nutrición del pequeño.

bebes4

La Naturaleza es nuestra guía, imitándola estaremos seguros de no equivocarnos. Vemos como los animales alimentan a sus crías con sabiduría; durante un período solo consumen leche materna y gradualmente se incorporan otros alimentos a la dieta. Cuando el sistema digestivo esté preparado para ello.

Al utilizar prematuramente, por comodidad nuestra, productos industrializados en la alimentación de los bebés, dañamos su salud. ¿Qué es lo que la Naturaleza considera correcto para hacerlo de la forma más cercana a lo que el cuerpo necesita? En la comida introducimos materias químicas y esto produce cambios en nuestro organismo, la etapa de amamantamiento debe ser respetada al igual que la calidad de los nutrientes que ingerirá en forma posterior.

La leche de la madre cubre las necesidades del bebé. Todo se basa en la voluntad de la madre de seguir este proceso e ir gradualmente incluyendo otros alimentos que realmente sean adecuados. Si algo no existe en la Naturaleza, entonces, sin duda, es dañino para la salud; vemos que en la Naturaleza no existe el azúcar como tal, solo sabores dulces como la fruta y la miel.

Para comprender todos los aspectos de nuestras vidas y saber relacionarnos con ellos adecuadamente, precisamos de una educación integral, entender qué es beneficioso para nosotros, de esa manera la vida será entendida mejor y tendremos un enfoque equilibrado hacia todos los tipos de actividad humana.

Fuente Discovery Noticias

Lactancia contra todo pronóstico

Lactancia contra todo pronóstico

Interesante historia de superación y de querer apoyar la lactancia materna por encima de toda adversidad .

Recomiendo la lectura .

Por Ibone Olza

Es el “más dificil todavía”. Algunas madres van directamente del paritorio a la Unidad de Cuidados Intensivos tras el parto y en la UCI nadie suele pensar en la lactancia.

Cuando una madre se debate entre la vida o la muerte, hablar de lactancia puede parecer algo trivial, y en muchos casos se suprime la lactancia sin siquiera preguntar a la mujer cuales eran sus intenciones al respecto.

Algunas de estas mujeres han sufrido lo que se suele calificar de catastrófe obstétrica: se les ha tenido que extirpar el útero tras el parto para detener una gravísima hemorragia. Así tienen que pasar los primeros días en la UCI, sin su bebé, y con el dolor de saber que ya no podrán gestar más bebés.

En el año 2010 pudimos acompañar a una madre en esas circunstancias, que nada más salir de una complicadísima estancia en la UCI tuvo como prioridad absoluta amamantar a su bebé.

Contra todo pronóstico consiguió establecer una lactancia mixta que fue muy sanadora para madre e hija. Intentando ayudarla comprobamos como no había nada escrito en la literatura científica sobre lactancia materna tras histerectomía obstétrica, por eso nos animamos a publicar su caso: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22148927

Terminamos con una recomendación: la necesidad de que en todos los casos se valore la posibilidad de reunir a madre y bebé incluso cuando la madre está en la UCI, con el convencimiento de que este reencuentro puede acelerar además la recuperación materna.

Esta imagen de otra madre, Crystal Irving Thibeault, amamantando a su bebé en la UCI y su testimonio lo corroboran:

“Una enfermera me ayudaba a amamantar a mi hijo el primer día de su vida mientras yo estaba en la UCI después de su nacimiento. En ese momento yo era tetrapléjica y sólo podía sentir su suave cabello y la piel cuando me lo ponían a mi cuello para abrazarle.

La lactancia materna es la razón por la se le permitió quedarse conmigo en el hospital durante 5 meses, mientras yo vivía en la unidad de rehabilitación física para aprender a caminar de nuevo (complicaciones de cuando él nació). A los 16 meses sigo amamantando a mi bebé”.

Fuente 

 

 El 2 de agosto comienza Semana Mundial de la Lactancia Materna 2010

Todos sabemos hoy en día que la leche materna es la mejor opción para alimentar a los bebes durante la etapa de la lactancia , ya que tiene todas las vitaminas, las grasas y las proteínas que necesita el bebé en cantidad exacta.

Es un alimento único  e importante , que permite transmitir defensas de la madre al niño a la vez que fortalece el vínculo materno-filial.

Por eso y como recordatorio de sus múltiples beneficios ,  cada año, desde 1992 se viene celebrando  en más de 120 países    la Semana Mundial de la Lactancia Materna, destinada a fomentar la lactancia materna  o natural, y a mejorar la salud de los bebés de todo el mundo.

Datos de la Encuesta Nacional de Nutrición de 1999 muestran que el 13.8% de los niños menores de cuatro meses de edad nunca recibió leche materna; 24% la recibió por menos de cuatro meses y solamente 11.5% de los niños fue alimentado exclusivamente por el seno materno durante los primeros seis meses de vida, tal como lo recomienda la OMS.

(más…)

lactancia03La leche materna, la forma más natural de alimentar al bebé.

La leche materna es el mejor alimento para la mayoría de los bebés.

Contiene todos los nutrientes que un bebé necesita para un crecimiento y desarrollo sanos durante los seis primeros meses de vida, así como sustancias que ayudan a protegerlo contra muchas enfermedades.

Amamantar al bebé proporciona beneficios para la salud de la madre, incluida la rápida recuperación del peso que tenía antes del embarazo.

Además, existen beneficios emocionales para la madre y el bebé por el vínculo especial que se desarrolla entre ellos.

(más…)