gazpacho (1)Con la llegada del calor, comienzan a apetecernos más las comidas frías y ligeras. El gazpacho es uno de los platos estrellas de la dieta mediterránea , además de estar delicioso,  nos aporta  un montón de vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra, que nos  ayuda a cuidar nuestra salud y nuestra línea.

Ya sabéis que el gazpacho no es más que una sopa fría de tomate al que se le añaden diferentes verduras y que se aliña con aceite, vinagre y sal.

Pues bien, esa mezcla triturada de ingredientes y aliñada nos va a proporcionar todos los beneficios nutricionales de todos y cada uno de sus ingredientes sin ningún tipo de degradación a causa del calor que produce el cocinado .

El gazpacho es un alimento muy nutritivo

 * Las verduras que forman parte de la clásica receta del gazpacho nos aportan distintas vitaminas, hidratos de carbono, fibra natural y antioxidantes que favorecen el buen funcionamiento de nuestro metabolismo.

gazpacho-andaluz

 * Otro factor que hace todavía más apetecible es que tiene un bajo nivel de calorías,  así como un efecto saciante que ha sido reconocido en varios estudios científicos y que lo convierte en un plato perfecto si estamos en dieta.

(más…)

 

cancerEn la batalla contra el cáncer, nada está perdido.

Sabemos que las células cancerígenas tienen un truco para crecer de manera descontrolada: conocen como inhibir el proceso natural que les haría morir en el momento que les corresponde.

La buena noticia es que científicos de la Universidad Estatal de Ohio (EE UU) han identificado un compuesto de los alimentos vegetales, la apigenina, que puede impedir que las células tumorales, especialmente las que causan cáncer de mama, se comporten como “inmortales”. Y, por lo tanto, evitar el desarrollo de tumores.

La apigenina es un flavonoide natural que se encuentra presente en grandes cantidades en el apio, el pomelo y el perejil, pero también forma parte de otras muchas frutas y verduras que ingerimos a diario en la dieta mediterránea.

mediterranea

Andrea Doseff y sus colegas han identificado que la apigenina vuelve mortales a las células cancerosas, evitando que se descontrolen y que generen cáncer, pero que además se une a 160 proteínas diferentes del cuerpo, lo cual podría traducirse en más efectos beneficiosos, tal y como concluyen en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

“Si comemos sano, estamos favoreciendo que se produzcan comportamientos normales dentro de nuestras células, y que se destruyan cuando les corresponde o cuando se vuelven malignas”, aclara Dosegg.

Fuente Muy Interesante