Cuando adoptamos una dieta macrobiótica, nuestro cuerpo comienza a desintoxicarse poco a poco.

Optimized-20140803-DSC_3452

Enseguida, empezamos a notar pequeños cambios: nuestras digestiones son más fáciles, perdemos algo de peso y sobre todo, sentimos mucha más energía.

Poco a poco, comenzamos a descargar los excesos que nuestro organismo tenía acumulados en forma de grasa, mucosidad, etc…

A nivel emocional, empezamos a sentirnos más estables y tranquilos, más centrados.

Todos estos cambios son un resultado progresivo del proceso detox que está experimentando nuestro cuerpo.

(más…)