Página siguiente »

 

Una receta simple y sabrosa para acompañar a unos cereales en forma de ensaladilla, pastel, etc. Rico en proteínas vegetales para los que no comen carne.

h2

Ingredientes.

Cebolla grande
Pimiento
Seitán

Aliño: Shoyu, aceite de girasol, y tahin de sésamo.

Elaboración.

(más…)

 

A continuación del artículo que nos ha ofrecido  Agnès  sobre cómo sustituir los  lácteos cuidando el aporte de calcio ;  también nos  enseña como podemos elaborar unas sencillas recetas tomando como ingredientes  otras alternativas más  nutritivas , saludables y llenas de calcio .

Las vemos :

gouda EQMQUESO DE TOFU CON SABOR A GOUDA CON COMINOS

Ingredientes:
350g de tofu.
1 vaso de agua.

2 cucharadas soperas de levadura de cerveza en copos.
El zumo de 2 limones medianos-pequeños.
1 cucharada sopera de agar-agar en polvo.

1 cucharada sopera de miso blanco.
2 cucharadas soperas de aceite de oliva

Especias:

1 cucharadita rasa de postre de comino molido
1 cucharadita rasa de postre de cúrcuma
comino en grano para decorar

Elaboración:

Exprime el zumo de los limones.

Hierve 10mn el tofu, desmenúzalo y ponlo en el vaso de la batidora, riega con el zumo de limón y el aceite de oliva y tritura bien hasta obtener una crema fina y homogénea.

Mientras pon un cazo al fuego con 3/4 partes del vaso de agua, añade las especias y antes de que empiece a hervir añade el agar-agar.

Deja unos segundos al fuego, removiendo mientras se diluye el agar y vierte la mezcla en el recipiente con el tofu.

Añade el miso diluido en agua caliente y bate bien.

Pon al fuego el agua que te queda en el vaso con la levadura, cuece unos segundos para que se disuelva y viértelo sobre la crema de tofu .

Reparte la mezcla en un bol o molde (previamente humedecido con agua fría para facilitar el desmoldado) y deja que cuajen mientras se enfrían.

(más…)

 

Antonia Cafati , amante de las frutas, vegetales, semillas, cereales integrales, legumbres… cheg vegetariana y cocina saludable ;  nos ha cedido este artículo ; lo escribió para uno de sus talleres que imparte sobre cocina vegetariana y saludable , en el que nos aporta algunos consejos básicos para emprender el camino de como alimentarnos mejor siendo conscientes .

cooms-6

Espero que os sea de gran interés , las imágenes que acompañan al artículo también son suyas .Podrás encontrar variadas y riquísimas recetas en su blog Brotes y Raíces . Os dejo con su artículo :

A veces parece muy difícil tratar de comer de una manera más saludable, pero una vez que empezamos nos damos cuenta de que es muy fácil y lo único que necesitamos es ser conscientes y tener sentido común para saber que es lo que nos hace o no nos hace bien.

Cualquier paso o cambio para alimentarnos mejor, por más pequeño que sea, sirve muchísimo. Siempre recomiendo hacer los cambios de una manera gradual para no generar mucha ansiedad.

Acá les dejo algunos consejos super básicos para empezar:

(más…)

 

El mango es una de esas frutas con parte carnosa por fuera y una semilla de considerable tamaño en su interior. Existen muchos tipos de mango que varían tanto en color, sabor, forma e incluso en el tamaño de la semilla.

Hay mangos verdes, rojos, amarillos o naranjas pero todos tienen en común que la parte carnosa de la fruta es de un tono amarillo dorado.Gracias a su sabor dulce y cremoso es una de las frutas más consumidas en el mundo.

mango

Además, contiene más de 20 vitaminas y minerales que nos benefician en varios aspectos:

Degeneración macular asociada a la edad: El antioxidante Zeaxantina que se encuentra en el mango, filtra los rayos de luz azul dañina, y se cree que desempeña un papel protector en la salud de los ojos.

Diversos estudios han demostrado que una mayor ingesta de todas las frutas en general, 3 o más porciones al día, disminuye el riesgo de la degeneración macular asociada a la edad.

Prevención del asma: Los riesgos para el desarrollo de asma son más bajos en las personas que consumen una gran cantidad de ciertos nutrientes. Uno de estos nutrientes es el beta-caroteno, que se encuentra en el mango, la papaya, los albaricoques, o el brócoli.

mangoCáncer: Las dietas ricas en beta-caroteno también puede desempeñar un papel protector contra el cáncer de próstata, según un estudio realizado por la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard (EEUU) y se ha demostrado que tiene una relación inversa con el desarrollo de cáncer de colon.

Salud ósea: Un bajo consumo de vitamina K ha sido asociado con un mayor riesgo de fractura ósea. Por tanto, el consumo adecuado de vitamina K, presente también en el mango, es importante para mejorar la absorción de calcio esencial para nuestros huesos.

Diabetes: Diversos estudios han demostrado que las personas con diabetes tipo 1 que siguen una dieta alta en fibra tienen niveles de glucosa más bajos, y las personas con diabetes tipo 2 mejoran sus niveles de azúcar en la sangre, los lípidos y los niveles de insulina.

Digestión: Debido a su contenido en fibra y agua, el mango ayuda a prevenir el estreñimiento y a promover la regularidad.

Enfermedades del corazón: La fibra, el potasio y el contenido de vitaminas que contienen los mangos, ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares. Muchos estudios han demostrado que un aumento en la ingesta de potasio y una disminución del sodio son es la combinación perfecta para reducir el riesgo de enfermedades relacionadas con el corazón.

Piel y pelo: Los mangos también son grandes aliados para el cabello, ya que contienen vitamina A, un nutriente necesario para la producción del sebo que mantiene el cabello hidratado. La vitamina A también es necesaria para el crecimiento de todos los tejidos corporales, incluyendo la piel y el cabello.

Fuente muyinteresante.es

 

El melocotón tiene mucho potasio, lo que la hace ideal para adelgazar y para personas con hipertensión arterial. Es una fruta diurética, mejora el tránsito intestinal y evita la aparición de cálculos renales.

Contiene vitaminas A y C, lo que hace que tenga buenas propiedades antioxidantes.

Melocoton

Precisamente es en esos antioxidantes donde se acaba de descubrir que los melocotones pueden combatir el cáncer de mama.

Científicos de la Universidad Estatal de Washington y la Universidad de Texas descubrieron unos compuestos antioxidantes en los melocotones que pueden llegar a inhibir el crecimiento de las células del cáncer de mama y su capacidad para propagarse.

Para llegar a esta conclusión, los científicos experimentaron con ratones, a los que se le implantó células cancerosas bajo la piel y se les dio a consumir extracto de melocotón.

Después de unas pocas semanas, los investigadores constataron una inhibición del gen marcador, indicando la inhibición de la metástasis.

Según el Journal of Nutritional Biochemistry, los autores del estudio afirman que los compuestos fenólicos presentes en el extracto melocotón son los responsables de la inhibición del cáncer de mama.

Además aseguraron que estos compuestos podrían sumarse a las terapias utilizadas para reducir el riesgo de metástasis, uno de los principales problemas con este tipo de cáncer y tumores.

De igual forma, indican que consumir dos a tres melocotones al día tendría un efecto similar al que se realizó durante el experimento con los ratones.

Al respecto, el doctor Miguel López Prado, médico gineco-obstetra de Oncogyn, afirma que los antioxidantes presentes en el melocotón son los que brindan estas propiedades frente al cáncer de mama.

Es por esto que el especialista recomienda incluir en nuestra dieta diaria de 5 a 6 frutas como el melocotón, la ciruela, la uva, la granada, entre otros.

Fuente

 

Hace miles de años que nos servimos del calor para cocinar los alimentos. Sin embargo, además de conseguir el sabor, el aroma y el color deseados, el proceso de calentamiento de los alimentos puede conllevar la formación de sustancias menos recomendables.

Una de estas sustancias que ha despertado un gran interés entre los científicos y los medios de comunicación en los últimos años es la acrilamida.

bencenos

El descubrimiento de la acrilamida en los alimentos

Al principio, la acrilamida sólo se conocía por su uso en procesos industriales como la fabricación de plásticos, colas, papel y cosméticos. La exposición fortuita de los trabajadores de estas industrias a niveles elevados de acrilamida llevó a la identificación de esta sustancia como una neurotoxina.

Esto significa que, en dosis elevadas, la acrilamida puede dañar el tejido nervioso. En animales, se sabe que la exposición a dosis altas de acrilamida produce cáncer y afecta a la reproducción.

En 2002, investigadores de la Universidad de Estocolmo (Suecia) realizaron un descubrimiento sorprendente: la formación de acrilamida en los alimentos.

(más…)

 

Omega-3Los metabolitos de ácidos grasos omega 3 podrían ayudar a combatir el cáncer, tal y como ha evidenciado una investigación realizada sobre ratones por parte de la Universidad de California en Davis (Estados Unidos).

Este trabajo, en el que también han participado especialistas de la Universidad de Harvard (Estados Unidos), demuestra que un producto resultante de un ácido graso omega 3 metabolizado podría ser un tratamiento “prometedor” en la lucha contra el cáncer.

En concreto, el proceso sería el corte del suministro de oxígeno y nutrientes hacia el tumor para parar su crecimiento “y la propagación de la enfermedad”, explican los expertos.

En cuanto al metabolito del omega 3 del que trata este estudio, éstos señalan que es el docosapentaenoico, el cual es “un compuesto endógeno producido por el cuerpo humano a partir del ácido graso docosahexaenoico”. Éste se encuentra “en el aceite de pescado y en la leche materna”, ilustran.

El ácido docosapentaenoico inhibe la angiogénesis, que es “la formación de nuevos vasos sanguíneos en el cuerpo”, según han observado en la investigación. Con ello, también se evita una posible metástasis, aseguran.

El mecanismo es diferente al de los fármacos antitumorales 

omega3A juicio del investigador postdoctoral del Laboratorio Bruce Hamaca del Departamento de Entomología, miembro del Centro Integral del Cáncer de este centro universitario norteamericano y autor principal del estudio, el doctor Zhang Guodong, el mecanismo de este ácido es “diferente” al de los fármacos actuales.

Por su parte, el profesor de Medicina y de Ciencias de la Salud de la Universidad de Oregon (Estados Unidos), el doctor Jonathan R. Lindner, quien no participó en el estudio, señala que estos lípidos “son un componente importante de la dieta” y que ayudan también a prevenir “el desarrollo de enfermedades cardiacas”.

Por todo ello, los expertos apuestan por combinar una dieta rica en ácidos grasos omega 3 y baja en ácidos grasos omega 6, ya que ello “puede mejorar la eficacia de los fármacos antitumorales”. Esto es así porque un metabolito del ácido araquidónico, un ácido graso omega 6, “tiene el efecto contrario que el docosapentaenoico”, concluyen.

Fuente

 

triptofano (1)Comer más sano para dormir mejor y, por ende, tener una óptima calidad de vida. El estado emocional -el estrés y las preocupaciones- ocupa un papel relevante en el sueño pero también la alimentación.

Dormir poco y mal puede alterar nuestos genes, tal y como indica una investigación publicada en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS). Asimismo, tener un sueño poco reparador eleva el riesgo de padecer diabetes, obesidad y otras enfermedades cardiovasculares.

La serotonina y la melatonina son dos sustancias químicas que desempeñan una función determinante en el equilibrio del sueño, hecho por el que deben estar presente en el organismo en la cantidad justa. La liberación de ambos neurotransmisores depende de la disponibilidad de un amionácido, el triptófano, presente en algunos alimentos que favorecerá que las noches sean más apacibles.

La carne roja, el pescado, las aves de corral, los huevos y los lácteos -queso y yogures- son alimentos ricos en triptófano, así como la avena, los dátiles y las bayas de soja. Los tomates, los plátanos, las legumbres como los garbanzos, el arroz y los frutos secos -almendras y cacahuetes- también tienen un efecto relajante que propicia el sueño.

(más…)

 

fotonoticia_20140406123039_500Las personas sensibles al sabor amargo no comen las “verduras crucíferas” que previenen el cáncer, como el brócoli y la coliflor, según destaca el experto en Nutrigenómica y director del Centro de Estudios de Genómica y Nutrición del Parc Científic i Tecnològic Alimentari de Lleida, David de Lorenzo, que recientemente ha coordinado un taller de nutrición.

“A menudo las personas sensibles al sabor amargo tratan de enmascarar este sabor con otras sustancias más agradables”, como salsa de queso en el brócoli o la crema y se ponen azúcar en el café, ha observado el nutricionista, que ha advertido que estas personas podrían estar comiendo mucha más grasa que, a su vez, puede aumentar el riesgo de cáncer.

De la misma familia que estas verduras crucíferas, el nutricionista ha señalado las coles de Bruselas, rábanos, berros, acelgas, nabos, rúcula, berza y mostaza rizada.

Todas ellas “contienen elementos que combaten el cáncer, así como antioxidantes que eliminan los radicales libres” presentes en el organismo y que son capaces de causar daño celular o genético, lo cual puede dar lugar al cáncer.

brocoliycoliflor_354906

Una de cada tres muertes por cáncer podría evitarse con una alimentación adecuada, ha destacado el experto en el marco del taller Nutrición y Prevención del Cáncer, organizado por Accord Healthcare, en el XIX Congreso de la European Association of Hospital Pharmacists, en que se realizó un test de determinación a la sensibilidad de la FilTioCarbamida para determinar la capacidad de detectar su sabor amargo.

Las personas sin rechazo gustativo innato a las verduras crucíferas pudieron degustar una tapa de brócoli y almejas, mientras que a las personas sensibles se les ofrecieron alternativas anticáncer como las legumbres, con la ingesta de hummus y tomate.

El te verde, los cítricos, el arroz integral, el aceite de oliva, el tomate, el yogur, los frutos rojos, el jugo de granada, el pescado, la miel, el ajo y la cebolla y la manzana son otros de los alimentos protectores contra el cáncer.

Fuente

 

zumo-tomateLa inflamación es una mecanismo de defensa natural que nos protege de sustancias tóxicas acumuladas en tejidos dañados para que no se espandan por el organismo.

Sin embargo, cuando la inflamación se hace crónica puede afectar a tejidos sanos y desencadenar enfermedades como el cáncer o las patologías cardiovasculares.

La ciencia ha identificado varios alimentos capaces de reducir los niveles de inflamación en el organismo:

Salmón y nueces, que contienen ácidos grasos omega 3.

Las mujeres son más sensibles que los hombres al efecto antiinflamatorio de este tipo de grasas, según un estudio que daba a conocer la revista American Journal of Clinical Nutrition.

Las frutas cítricas contienen altas dosis vitamina C, vitamina E y de flavonoides que reducen la inflamación de los tejidos.

En concreto, científicos escoceses han demostrado que el consumo de pomelo se vincula con bajos niveles de proteína C reactiva, un indicador clave de que existe inflamación.

400x4001379113572_inflamacion

El tomate es un alimento rico en licopeno, un potente antioxidante que le aporta su color rojo.

Una investigación publicada recientemente en British Journal of Nutrition revelaba que la ingesta diaria de un vaso de 330 ml de zumo de tomate durante veinte días reduce los niveles de los compuestos inflamatorios interleucina-8 (IL-8) y TNF-alfa.

Verduras de hoja grande, ricas en vitamina K, entre ellas las espinacas y las lechugas, así como el brócoli.

Arroz negro, una variedad del cereal que reduce la inflamación relacionada con las alergias o el asma debido a que disminuye la liberación de histamina al menos en un 30%, según un estudio que publicaba recientemente Journal of Agricultural and Food Chemistry.

Fuente Muyinteresante

Página siguiente »