Una receta simple y sabrosa para acompañar a unos cereales en forma de ensaladilla, pastel, etc. Rico en proteínas vegetales para los que no comen carne.

h2

Ingredientes.

Cebolla grande
Pimiento
Seitán

Aliño: Shoyu, aceite de girasol, y tahin de sésamo.

Elaboración.

1. Partimos la cebolla siguiendo los meridianos en cuñas pequeñas.
2. Partimos el pimiento en tiras del mismo tamaño que la cebolla más o menos.

3. Ponemos al fuego una sartén y cuando esté caliente añadimos un chorro de aceite de sésamo (u oliva claro), y añadimos después la cebolla y el pimiento adicionando y sazonamos con un poco de sal. Tapamos la sartén y dejamos el fuego a medio bajo. Cocinamos durante 10′ más o menos.

4. Ahora añadimos el seitán en cuadrados de unos 3cm a la sartén, tapamos y cocinamos otros 10′ más o menos. Comprobar de vez en cuando que no se queda todo muy seco, pues la idea es que este todo suave y cremoso. Si se hace demasiado bajar más el fuego o retirar ya.

5. Servimos en los platos y añadimos por encima un poco de aliño resultante de mezclar una cucharada de shoyu, 2 cucharadas de aceite, y 1 cucharada de salsa tahin (de sésamo).

Ya tenemos este salteado listo para comer.

Fuente Cocinar para Nutrir

Deje su comentario

Usted debe estar conectado para publicar un comentario.