Las personas alérgicas en respuesta a un antígeno, generan anticuerpos (IgE). Su sistema inmunológico advierte esta sustancia como una amenaza para el organismo y desata los mecanismos de defensa a través de una segregación demasiado abundante de histamina.

zoom-fotonoticia-204

Esto es lo que ocasiona los molestos síntomas, asociados a esta disfunción por parte del sistema inmune.

¿Qué alimentos evitar ante una alergia estacional?

Como hemos comentado anteriormente, la histamina juega un papel importante en las alergias. Esta amina es la responsable de la respuesta inflamatoria de los tejidos. Lo primero que debemos hacer con el objetivo de “quitar trabajo” al sistema inmune es eliminar de la dieta aquellos alimentos pro-inflamatorios y aquellos ricos en histamina.

Alimentos Pro-inflamatorios a evitar

Carnes , Lácteos , Gluten , Fritos , Grasas hidrogenadas o trans , Procesados , Conservas en lata , Azúcares

Alimentos ricos en histamina

Conservas, especialmente las de pescado , Quesos curados , Embutidos , Nueces , Tomate , Berenjena , Aguacate , Garbanzos , Harina de trigo , Chucrut

¿Qué alimentos debemos tomar para reforzar nuestro sistema inmune?

En una dieta antiinflamatoria no pueden faltar los ácidos grasos omega 3. Las mejores fuentes son las semillas de lino molidas en casa, el aceite de lino de primera prensada en frío (conservar en el frigorífico), las semillas de chía y los pescados azules pequeños; como las anchoas o boquerones y la caballa.

La cúrcuma es uno de los mayores antiinflamatorios que existen, puedes añadir un poquito de manera gradual en los arroces y las lentejas rojas.

Vitamina C: pimientos rojos, germinados, brócoli, perejil, limón, acerola, escaramujo, frambuesas y arándanos.

d017ma01173609

Vitaminas del grupo B: semillas germinadas, cereales integrales sin gluten, almendras, levadura nutricional y legumbres.

Vitamina A: No olvidar que ¡los carotenos protegen los tejidos y mucosas! Los zumos de zanahoria, manzana y limón son una combinación perfecta para tratar de base el problema. Otros alimentos ricos en carotenoides son la calabaza, las espinacas y la albahaca (que además tiene propiedades calmantes)

Minerales: En cuanto a los minerales, el zinc colabora en funciones del organismo relacionadas con la respuesta del sistema respiratorio e inmune.

En su mayoría este mineral indispensable se deposita en músculos, huesos, cabellos y tejidos oculares con pigmento. Cuando el organismo se encuentra ante una mayor exigencia física o mental las necesidades de zinc aumentan. En el apio encontramos una buena fuente vegetal de dicho mineral.

Flavonoides: La quercitina es un bio-flavonoide presente en frutas y verduras que cuenta con propiedades antiinflamatorias, antibacterianas, hepatoprotectoras y antiasmáticas.

Es por eso que los alimentos ricos en este potente antioxidante natural van a hacer frente a la secreción excesiva de histamina de la que hemos hablado anteriormente y que es responsable de la respuesta inflamatoria por parte del sistema inmune y causante de los molestos síntomas que acusan las personas alérgicas. Los alimentos ricos en quercitina son: Manzana, cebolla, avena, ajo, onagra, coles…

Así pues si eliminamos progresivamente los alimentos inflamatorios, a la vez que vamos incorporando poco a poco más zumos y frutas frescas, verduras, germinados, cereales integrales y semillas de origen ecológico a nuestra mesa estaremos brindando la oportunidad a nuestros hijos de que crezcan con mayor salud y experimenten por sí mismos el poder curativo de los alimentos.

Fuente ecoticias.com

Deje su comentario

Usted debe estar conectado para publicar un comentario.