Prevenir la pérdida de memoria en la edad adulta

Prevenir la pérdida de memoria en la edad adulta

Las investigaciones demuestran que la dieta juega un papel importante en la prevención de la pérdida de memoria en la edad adulta. Estas sugieren que el consumo regular de ácidos grasos Omega 3, que se encuentran en los pescados como el salmón, ayudan a mantener la salud de las células del cerebro facilitando el aprendizaje y la memoria a largo plazo.

Otras publicaciones describen que además del Omega 3, algunas vitaminas del complejo B (presentes en granos y cereales, entre otros), vitaminas antioxidantes como la vitamina E (presente en las nueces, semillas, aceite de oliva, chocolate oscuro) y la vitamina C (presente en frutas cítricas), se asocian a un bajo riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer. Ésta es una enfermedad caracterizada por la progresión del deterioro cognitivo y la memoria.

Algunos consejos para incluir en la dieta

* Comer cada 3 horas para mantener los niveles de glucosa estables en el cuerpo, que permitan una buena función de las neuronas mejorando la atención y memoria.

* Incluir en la alimentación diaria fuentes de vitamina B como arroz, trigo, avena, soja, lentejas o frutos secos.

* Consumir alimentos con antioxidantes tales como la vitamina E o C. Estos alimentos protegen la salud de las células previniendo su envejecimiento y deterioro. La mayoría de las frutas y verduras los contienen, por lo que una alimentación rica en estos alimentos ayudará a conservar y a proteger la memoria.

* Consumir alimentos ricos en Omega 3 tales como salmón o atún 2 veces por semana. Este ácido graso puede ayudar a prevenir la pérdida de memoria a largo plazo.

* Practicar ejercicio físico y mental; llevar una vida sana y tranquila con suficientes horas de sueño, sin excesos de alcohol o tabaco.

* Si la dieta es deficiente en vitaminas y minerales, se puede incluir suplementos de vitaminas B, C, E, beta-caroteno y magnesio. Algunas investigaciones han mostrado resultados positivos con el ginseng y ginkgo, y sus efectos en el cerebro.

Deje su comentario

Usted debe estar conectado para publicar un comentario.