arandanos rojosLlamativo estudio que vuelve a poner sobre la mesa un interrogante: ¿los productos naturales pueden llegar a ser sustitutivos de fármacos en el tratamiento de algunas enfermedades? Un grupo de expertos parece que tiene clara la respuesta. Y es que tras un largo estudio, los expertos aseguran que un claro ejemplo de ello es la cistitis postcoital.

A través de varios informes, los expertos españoles aseguran que el arándano rojo americano puede ser una alternativa eficaz a los antibióticos. Cabe recordar que la cistitis postcoital es la principal causa de infecciones urinarias recurrentes que llega a afectar sobre todo a mujeres entre los 20 y 60 años.

Según los expertos, las causas más comunes son “la alteración de la flora vaginal, el frío y la humedad, la baja inserción del meato uretral, el estreñimiento crónico, la falta de lubricación y frecuencia de las relaciones sexuales, la retención urinaria y el mal uso de los antibióticos destinados a su cura”.

arandano-rojo

Por ello, tras un tratamiento de tres a seis meses con un complemento variopinto como es el arándano rojo, se llega a conseguir reducir de forma significativa las infecciones sintomáticas. Así lo comprobaron durante una investigación al ratificarse que al menos el 37% de las mujeres sufre al menos un episodio de cistitis durante su vida, y, de ellas, el 20% vuelven a padecerlo en los dos meses siguientes debido a “una mala curación de la infección, resistencia a los antibióticos o pobres hábitos de higiene”.

arandanos

Por ello, los expertos destacan las propiedades del arándano rojo que se atribuyen a proantocianidinas, un grupo de compuestos polifenólicos presentes en la mayoría de plantas, especialmente en algunos frutos. “Son las de tipo A las que se relacionan con la actividad antiadhesiva y que disminuyen la adherencia de Escherichia coli a las paredes de las vías urinarias”, señaló uno de los expertos.

Según los resultados del estudio, la incorporación del arándano logra disminuir en un 75% el número de infecciones urinarias después de 3 meses de ingesta de estos productos y de hasta el 93% seis meses después. Asimismo, los expertos señalan que uno de los problemas de este tratamiento es la resistencia bacteriana a los antibióticos.

Fuente de la información