mocos1La mayoria de infecciones son enfermedades virales y los síntomas mejoran por sí solos.

El escurrimiento nasal mejor conocido como “moqueo” así como las flemas, no son señales necesarias de antibióticos. Muchos de nosotros crecimos con la idea de que para acabar con los molestos síntomas de la gripe, debemos tomar algún antibiótico, sin embargo, los científicos afirman que esto es un mito ya que este tipo de medicamentos sólo incrementa la resistencia de los virus.

De acuerdo con una investigación realizada por la Secretaría de Salud de Inglaterra, (Public Health England) y el Colegio Real de Médicos Generales (Royal College of General Practitioners), se demostró que 40 % de la gente piensa que los antibióticos ayudan a solucionar los síntomas de la tos con flemas, si esta es de color verde, mientras que muy pocas personas consideraron que el medicamento los ayudaría si la flema era de un color claro.

Es un mito prevaleciente de que cualquier persona con flema verde o mocos necesita un tratamiento de antibióticos para mejorar”, indicó la Dra Cliodna McNulty.

Sick child wiping his nose

La mayoría de las infecciones que generan gran cantidad de flemas y mocos son enfermedades virales y los síntomas mejoran por sí solos, pero mientras tanto se puede sentir muy mal por algunas semanas. Los problemas de resistencia a los antibióticos van en aumento”, dijeron las autoridades de la Secretaría de Salud Pública.

Según con información dada por la institución y publicada por el sitio de la BBC, es importante que la gente evite el uso de antibióticos para el tratar infecciones leves debido a que tomar antibióticos afecta a los miles de millones de bacterias que viven naturalmente en el cuerpo humano generando resistencia.

El uso excesivo de antibióticos es un grave problema de salud pública. Las infecciones se adaptan a los antibióticos usados ​​para matarlos y en última instancia puede hacer que el tratamiento sea ineficaz, por lo que es crucial que los antibióticos se utilicen adecuadamente”, explicó la Dra. Maureen Baker, presidenta del Royal College of General Practitioners.

Contrario a lo que se piensa, el color verde de las flemas y de los mocos son el resultado de una proteína que produce el sistema inmunológico para combatir las infecciones y no son indicio de una infección grave.

Fuente Quo.mx