Dado que no siempre se tiene la flora intestinal en óptimas condiciones para producir vitamina B12, y teniendo en cuenta que la fuente básica y principal de esa vitamina es la proteína animal marina o terrestre, en nuestra opinión tanto los vegetarianos puros como las mujeres vegetarianas embarazadas o lactantes y los niños deberían asegurarse un aporte extra de vitamina B12.

viiiiiiiii

Además, es preciso tener en cuenta que la vitamina B12 se almacena en el hígado durante un período que oscila entre los tres y los seis años, con lo cual nuestra dieta puede estar falta de ella sin que reparemos en ello.

Fuentes de vitamina B12 de origen vegetal son las microalgas como el alga espirulina o las algas azul verdosas. Se trata de microalgas multivitamínicas y que contienen asimismo gran cantidad de aminoácidos esenciales y de otras clases de micronutrientes.

Ocurre, sin embargo, que aportan menos vitamina B12 de lo que asegura el etiquetado con que se comercializan; en concreto una quinta parte. Aun así son una buena fuente de esa vitamina.

Se suele decir que algas como la nori o la wakame son una fuente de vitamina B12, pero existe cierta controversia sobre ello. Las vitaminas que contienen ese tipo de algas son análogas a la B12, pero no iguales; incluso, pueden competir con la B12.

tempeh_ffa0f25c1dede6beba4a1e350be938e8

Sí puede servir de complemento la levadura de cerveza enriquecida con B12 (resultan preferibles las levaduras que crecen en remolacha a las que derivan del lúpulo de la cerveza, pues estas últimas suelen ser tratadas químicamente con el fin de que no resulten amargas, con lo cual pierden propiedades).

Otro alimento rico en vitamina B12 es el tempeh elaborado según la manera tradicional, es decir, en su salsa y sin las medidas higiénicas que se aplican en su producción industrial en Occidente. Cuanto más natural es la elaboración del tempeh más rico es en B12.

Desde hace poco, algunas de las empresas occidentales que lo producen le inoculan bacterias para dotarlo de vitamina B12. Por otra parte, fermentos como el miso o el tamari crean una población intestinal de gran calidad, lo cual ayuda a la producción de vitamina B12.

En el caso de que estos alimentos no resulten suficientes, se puede recurrir a los comprimidos de vitamina B12

Fuente nutricionenergetica.com

Deje su comentario

Usted debe estar conectado para publicar un comentario.