La lúcuma (Pouteria lúcuma) es un superalimento natural rico en vitaminas, minerales, proteínas y carbohidratos, que posee un importante valor nutricional. Es rica en beta caroteno, hierro, zinc y fibra, sustancias todas ellas indispensables para el correcto funcionamiento del organismo.

Culinary-Peru-15-Reasons-Why-Eating-in-the-Inca-Motherland-is-Close-to-Divine-photo8

Originaria de América del Sur, la lúcuma es una fruta verde con una pulpa de color amarillo-anaranjado, nativa de Perú, Chile y Ecuador. Es conocida como “el oro de los Incas” ya que se viene cultivando en los valles andinos de Perú desde tiempos prehispánicos.

Los descubrimientos arqueológicos de arte cerámico que se remontan al año 8000 a.C. ya recogen la lúcuma en la cerámica y esculturas, lo que da evidencia de su uso por las civilizaciones preincaicas como los Moche y Nazca. Estos datos confirman el uso de este súper alimento como parte fundamental de la dieta en estas culturas, que pasó posteriormente a ser utilizada en el Imperio Inca.

La lúcuma contiene un alto nivel de proteínas, fluctuando en un rango de 1.5 – 2.4 g por cada 100 g. Además, presenta un nivel de carbohidratos significativamente alto, 25 g. Los azúcares que encontramos en la pulpa son glucosa, fructosa, sacarosa e inositol.

Los beneficios para la salud de la lúcuma son indudables. Es rica en el complejo vitamínico B, presenta vitamina B1, B2, B3 y B5, beta-caroteno, hierro, potasio, calcio, fósforo y zinc.

El alto contenido de betacaroteno, principal fuente de vitamina A, es necesario para el crecimiento celular, para mejorar la visión, reforzar el sistema inmune, y lo que es más importante, por ser un potente antioxidante tiene poder anti cancerígeno. Sus altos contenidos en hierro ayudan a aumentar los niveles de hemoglobina en sangre.

Finalmente deciros que es un edulcorante natural de primer orden. Endulza los alimentos sin incrementar los niveles de azúcar en la sangre por lo que es ideal para las personas que padecen diabetes tipo II, y a diferencia del azúcar refinado, nos aporta los nutrientes beneficiosos de los que este carece.

Fuente bioecoactual.com

Deje su comentario

Usted debe estar conectado para publicar un comentario.