La espirulina representa un valioso suplemento dietario debido a su excelente valor nutricional y su perfil de seguridad en relación con el consumo. Los estudios llevados a cabo hasta la fecha la sitúan como un compuesto potencialmente beneficioso en múltiples y diversas patologías.

0001429000

Es una cianobacteria no toxigénica que crece en aguas alcalinas en libre flotación. Esto le da una gran ventaja, ya que puede cultivarse casi en cualquier lado y en cualquier momento del año. Por eso se la considera una potencial gran ayuda para poblaciones en situación de emergencia sanitaria que requieran una alimentación rica en proteínas y vitaminas.

Su composición en 100grs es bastante impresionante:

-Contiene todos los aminoácidos esenciales (la concentración proteica es del casi 58% del peso en seco).

-Aporta ácidos grasos esenciales (como el ácido linolénico), vitaminas (B1, B2, B3, B6, B16, E, C, D y A), abundantes minerales (potasio, sodio, fósforo, magnesio, calcio, hierro, zinc y selenio), proteínas y carbohidratos (23,9%).

elmundodelte-Te-Verde-Gingko-SpirulinaLa espirulina puede reducir la infiltración y acumulación de macrófagos en el tejido adiposo, reduciendo así, también, la inflamación. Debido a este efecto y a la inhibición de NADPH oxidasa puede generar pérdida de grasa en las personas con síndrome metabólico.

Además, prevendría la estrato hepatitis, el daño hepático y disminuye el depósito de grasa y mejora el perfil de las enzimas alteradas.

Puede emplearse tanto en bebidas y comidas como también en cosmética (por ejemplo, cremas faciales). De hecho, se usa como colorante natural de alimentos.

Además, a partir de 1980 se la utiliza como suplemento dietario o nutracéutico para la prevención o manejo de múltiples enfermedades por sus efectos hipolipemiantes, antioxidantes, antiinflamatoria, anticáncer y neuroprotectora.

En un siglo de enfermedades crónicas relacionadas con el estilo de vida moderno, este alga sorprendente representa una opción simple, al alcance de todos y segura para ayudar a prevenir múltiples enfermedades o simplemente para mantener la salud.

Té verde

Por su parte, el té verde contiene diversos fitoquímicos. Los principales componentes activos a los cuales se les ha atribuido los efectos sobre la salud son las catequinas polifenólicas. Una de las principales es la galato de epigalotocatequina (EGCG) que posee importantes efectos antioxidantes.

La asociación de ambos ingredientes bioactivos en un mismo producto permite potenciar los efectos para la prevención de cáncer, enfermedad cardiovascular, obesidad y diabetes tipo 2.

Fuente

Deje su comentario

Usted debe estar conectado para publicar un comentario.