Hay alimentos que por su contenido en triptófano favorecen el bienestar, entre otras cosas, se recomienda tomar este tipo de alimentos si se padece el denominado síndrome postvacacional.

si

Dentro de las recomendaciones para superar el síndrome postvacacional, se menciona la importancia de recuperar una alimentación equilibrada en la que no falten alimentos reguladores como frutas, verduras y ensaladas .

Las vitaminas del grupo B y ciertos oligoelementos (magnesio, zinc…) son elementales para mejorar tanto el estado físico como el bienestar psicológico.

Consejos básicos

1. Procure tomar al menos 5 raciones al día entre frutas y hortalizas: Si hemos abandonado este hábito durante las vacaciones, debido a los excesos del verano y los horarios poco regulares, debemos recobrarlo de forma paulatina.

Estos alimentos constituyen la principal fuente dietética de vitamina C y antioxidantes naturales, que actúan activamente contra el estrés. Aportan cantidades interesantes de vitaminas del grupo B, que estabilizan y fortalecen el sistema nervioso central.

Por ejemplo, el ácido fólico de las verduras de hojas verdes, las crucíferas como la col, el repollo o las coles de Bruselas, además de otras como las judías verdes o el apio; destaca también la Vitamina B1 o tiamina, que interviene de manera vital en la transmisión de señales en el tejido nervioso y podremos encontrar en los espárragos, las coles, las alcachofas o los pimientos.

av

Además, no debemos olvidar una dosis de frutas y hortalizas ricas en pro-vitamina A, como son las zanahorias, pimientos, melocotones, papaya y mango, entre muchos otros.

2. Distribuya los alimentos en 5 tomas diarias: Cuanto más regulado esté nuestro cuerpo y nuestra alimentación, mejor se reajustará nuestro organismo, que funciona como un reloj. Nuestro sistema nervioso se equilibrará cuando le sometemos a ritmos regulares.

3. Tome alimentos ricos en triptófano, aminoácido esencial precursor de la niacina (vitamina B3) y de la serotonina, sustancia producida en el cerebro responsable del estado de ánimo y de la sensación de bienestar. Se encuentra en alimentos de origen animal, frutos secos y mas discretamente en frutas desecadas, plátano, aguacate y hortalizas de hoja y setas

4. Valore la posibilidad de tomar un suplemento en vitaminas y minerales: Con las 5 raciones al día de frutas y hortalizas es suficiente para combatir los efectos más negativos del estrés y realizar una alimentación saludable, pero si se nota especialmente decaído en estas fechas , puede hacer uso de suplementos como jalea real , polen …

5. Reduzca los excitantes en su dieta: Como el café, bebidas estimulantes, el alcohol o el tabaco. Su uso continuado acaba produciendo desgaste nervioso, agotamiento y falta de adaptación al estrés.

Deje su comentario

Usted debe estar conectado para publicar un comentario.