La inflamación es un mecanismo de defensa natural que nos protege de sustancias tóxicas acumuladas en tejidos dañados para que no se expandan por el organismo.

dolor-y-alimentaciona-saludable

Sin embargo, cuando la inflamación se hace crónica puede afectar a tejidos sanos y desencadenar enfermedades como el cáncer o las patologías cardiovasculares.

La ciencia ha identificado varios alimentos capaces de reducir los niveles de inflamación en el organismo:

Salmón y nueces, que contienen ácidos grasos omega 3. Las mujeres son más sensibles que los hombres al efecto antiinflamatorio de este tipo de grasas, según un estudio que daba a conocer la revista American Journal of Clinical Nutrition.

Las frutas cítricas contienen altas dosis vitamina C, vitamina E y de flavonoides que reducen la inflamación de los tejidos.

En concreto, científicos escoceses han demostrado que el consumo de pomelo se vincula con bajos niveles de proteína C reactiva, un indicador clave de que existe inflamación.

1-667x465

El tomate es un alimento rico en licopeno, un potente antioxidante que le aporta su color rojo. Una investigación publicada recientemente en British Journal of Nutrition revelaba que la ingesta diaria de un vaso de 330 ml de zumo de tomate durante veinte días reduce los niveles de los compuestos inflamatorios interleucina-8 (IL-8) y TNF-alfa.

Verduras de hoja grande, ricas en vitamina K, entre ellas las espinacas y las lechugas, así como el brócoli.

Arroz negro, una variedad del cereal que reduce la inflamación relacionada con las alergias o el asma debido a que disminuye la liberación de histamina al menos en un 30 por ciento, según un estudio que publicaba recientemente Journal of Agricultural and Food Chemistry.

Fuente: muyinteresante.es

Deje su comentario

Usted debe estar conectado para publicar un comentario.