Página siguiente »

 

Ya estamos en abril, la primavera ha llegado, pasamos un año más de la oscuridad del invierno a la luz del sol. Es un buen momento para incorporar algunos germinados a tu dieta, si es que no lo venías haciendo.

La germinación es un proceso por el cual una semilla se transforma en una planta. Cuando la semilla se encuentra con el agua, aire y temperatura apropiados, germina y en ese proceso se libera toda una corriente de energía vital.

Este estado es como si fuera una planta-bebé llena de vida (tomar germinados es tomar un alimento vivo). Al germinar, los valores nutricionales de la semilla de origen aumentan; la concentración de nutrientes y de enzimas es mayor que en ningún otro momento del desarrollo de la planta, de ahí su popularidad.

Aunque son típicamente usados en dietas detox, se pueden incluir regularmente en nuestra alimentación, más en primavera y verano o si nuestro cuerpo está saturado por el consumo excesivo de carnes, lácteos, azúcar o refinados, por no mencionar la comida basura.

(más…)

 

El mar es una fuente inagotable de productos sanos.

Además de contener  miles de especies de pescados y  marisco, guarda en su interior un tesoro vegetal con grandes propiedades nutritivas, pero que aún no es muy conocido  en nuestras  dietas : las algas.

La característica fundamental de las algas es su alto contenido en oligoelementos y sales minerales, con lo que se cubre al organismo de todas sus necesidades.

Su abundancia en minerales produce un efecto alcalinizante en la sangre y refuerza el sistema inmunitario. A ello se le añade la sorprendente cantidad de vitaminas, como A, C, E y B12, que nos pueden aportar.

Para darnos una idea de su aporte de minerales, hay especies que pueden ser 30 veces más ricas en potasio que un plátano, y todas contienen 200 veces más hierro que la remolacha, el doble de hierro que las lentejas, e igualan a las zanahorias en vitamina A.

Se estima que una cucharada diaria de algas brinda al organismo todos los minerales y elementos indispensables para el correcto metabolismo celular.

Aunque hoy en día se conocen más de 24.000 especies de algas, solamente un reducido número son aptas para usos culinarios o medicinales.

¿ Porqué consumir algas ? Vamos a ver a continuación sus propiedades y tipos de algas que podemos consumir .

(más…)

 

Mantener una vida activa y realizar ejercicio físico de manera regular es indispensable y beneficioso para la salud. Sin embargo, a veces su práctica comporta algunos problemas añadidos, como esguinces, tendinitis y calambres, con distinto grado de gravedad.

¿Frío o calor? ¿Qué es mejor para cada lesión?

Como norma general, se utiliza el calor en las condiciones crónicas y frío para las situaciones agudas. Una lesión aguda, como un esguince o distensión muscular, provocará inflamación y posiblemente hinchazón junto con dolor.

(más…)

 

Con el ritmo de vida actual, cada vez más ocupados , dormir puede parecernos bastante improductivo, pero solo porque no estés despierto, no significa que no estén pasando cosas en tu cuerpo.

Durante esas 6, 7 u 8 horas diarias de sueño pasamos por diferentes etapas de sueño en las que ya conocemos que si nos despertamos durante la primera etapa sentiremos que no hemos dormido nada en absoluto. Justo en esta etapa es cuando es más fácil que nos despertemos. Los músculos se relajan y comienza el movimiento ocular lento.

(más…)

 

De entre todos los alimentos que encontramos en la llamada ‘pirámide alimenticia’, el pescado ocupa un lugar importante en la salud en general y en la del cerebro en particular.

El pescado contiene muchas proteínas y lípidos, además de ser una importante fuente de vitamina B, y en algunos casos también de vitaminas A, D y E. Además, contiene también minerales como calcio, fósforo, cinc, hierro y cobre.

(más…)

 

La piel es la parte de la fruta con mayor concentración de fibra, si bien la pulpa carnosa también es fuente de pectina o fibra soluble.

Este nutriente es esencial en la dieta debido a las propiedades beneficiosas que tiene para el organismo. Además de incrementar la sensación de saciedad, favorece el mantenimiento y el desarrollo de la flora intestinal, contribuye a que la bilis sea más soluble, ayuda a regular el nivel de glucosa y colesterol en sangre, combate el estreñimiento y previene incluso el cáncer de colon.

Su contenido en las frutas puede disminuir de forma significativa al pelarlas. En el caso de las manzanas, se pierde alrededor de un 11% de fibra y en las peras, hasta un 34% o más.

(más…)

 

A menudo se oye que se debe “comer sano” y que los alimentos de origen vegetal son muy beneficiosos para la salud. Pero, ¿cómo debe ser una comida saludable?

Una dieta sana debe desempeñar diversas funciones y aportar todos los nutrientes necesarios para vivir y cuidar el cuerpo y protegerlo de la malnutrición y de distintas enfermedades -algunas de ellas, muy graves-.

¿Solo las frutas y las verduras son saludables o se puede ampliar la variedad en el menú?

(más…)

 

El ácido úrico alto o hiperuricemia se debe a un exceso de los niveles en sangre de este químico. Esto suele desencadenar la formación de cristales en las articulaciones que generan inflamación y dolor.

El aumento del ácido úrico puede deberse a diversos motivos, tanto internos como externos al organismo. Los valores normales de ácido úrico en sangre para las mujeres se encuentran entre 2,5 y 6,0 mg/dL. En cambio, en los hombres los niveles adecuados oscilan entre 3,4 y 7,0 mg/dL.

(más…)

 

 

Dar un descanso a nuestro hígado y riñón permitiendo que se recuperen y se fortalezcan es el objetivo de toda cura depurativa y detoxificación, si bien es cierto que es un proceso que actualmente está muy de moda siempre ha sido igual de importante.

Los órganos a depurar y detoxificar serán el hígado y el riñón ya que estos actúan como filtros, por su capacidad para limpiar y deshacerse de las toxinas existentes en células, órganos, tejidos, sangre y sistema linfático.

(más…)

 

Con el envejecimiento se produce un deterioro paulatino de la vista como la presbicia o vista cansada a partir de los 40 años ; se pierde hidratación y lubricación natural del ojo, además a los 60 años se necesita más luz para ver ya que la pupila del ojo disminuye de tamaño e impide la entrada de luz y el cristalino se vuelve más duro y amarillento.

Llevar una dieta variada y equilibrada, vigilando muy de cerca la cantidad de grasas que ingerimos (en especial las grasas saturadas), y que aporte todos los nutrientes y vitaminas que nuestro organismo necesita, es fundamental para conseguir un buen estado de salud general y, como consecuencia, disfrutar de un vista óptima y mantenerla por mucho tiempo.

(más…)

Página siguiente »