La zanahoria se ha ganado fama de ser un alimento excelente para la visión y tener una piel bella, sin embargo, también podría ser un arma para prevenir el cáncer.

za

De acuerdo con un estudio de la Escuela de Agricultura, Alimentación y Desarrollo Rural de la Universidad de Newcastle, en Reino Unido, cocinarlas enteras antes de cortar aumenta en 25% su contenido en falcarinol, un químico anti cáncer.

Los hallazgos publicados en la revista Journal of Agricultural and Food Chemistry, destaca que las zanahorias enteras tienen y conservan mejor sus beneficios que las zanahorias en rodajas o cortadas.

zaLos investigadores encabezados por la Dra. Kirsten Brandt, descubrieron que las zanahorias cocidas enteras contenían un 25% más de falcarinol (compuesto natural que estimularía los mecanismos del cuerpo para luchar contra el cáncer), que las que se hervían trozadas.

El falcarinol protege a las zanahorias contra diversos hongos que atacan sus raíces.

Lo anterior se debería a que al ser cortadas tienen una mayor superficie de contacto con el agua, lo que provoca una mayor pérdida de nutrientes, mientras que el calor ablanda las paredes celulares, lo que hace que se pierdan los compuestos solubles como el azúcar y la vitamina C por la superficie del tejido, y de paso se filtren al exterior otras substancias como el falcarinol..

Otro dato interesante es que las zanahorias cocidas sin cortar tenían mayores concentraciones de los azúcares naturales que les dan su sabor característico.

“Cocinando las zanahorias enteras y cortándolas después, conservamos más sabor y nutrientes, de modo que la zanahoria es mejor para todos nosotros”, aseguró la Dra. Kirsten Brandt.

“Todos queremos mejorar nuestra salud ingiriendo los ingredientes adecuados”, añadió. “Lo fabuloso de esto es que es un modo sencillo de que la gente mejore la ingesta de un compuesto que sabemos es bueno para nosotros.

Lo único que hace falta es una olla más grande”, resaltó la investigadora.

zaLos resultados del presente estudio complementan el descubrimiento de los beneficios del falcarinol que hace unos años hicieron los mismos investigadores en conjunto con la Universidad del Sur de Dinamarca y en el que se comprobó que las ratas alimentadas con una dieta que contenía zanahorias o directamente falcarinol, eran un tercio menos propensas a desarrollar cáncer, que aquellas pertenecientes a un grupo de control.

Nutrientes de la zanahoria

La zanahoria es un vegetal con pocas calorías, bajas cantidades de sodio y carbohidratos.

No contiene colesterol, ni grasas saturadas y media taza tiene cuatro veces la cantidad diaria recomendada de vitamina A. Además, es una buena fuente de fibra, vitamina C, vitamina K, vitamina B6, ácido fólico, manganeso, hierro, potasio y cobre.

Las zanahorias contienen altas cantidades de betacaroteno.

El betacaroteno actúa como provitamina A y se convierte en vitamina A dentro del cuerpo. La vitamina A ayuda a la formación y al mantenimiento de dientes, tejidos blandos y óseos, membranas mucosas y piel sanos. Se conoce también como retinol, ya que produce los pigmentos en la retina del ojo.

Fuente salud.univision.com