El almidón resistente ayuda prevenir el cáncer de colon, entre otros beneficios para la salud. Este tipo de almidón es el que el estómago no puede digerir y, por tanto, pasa al intestino casi intacto.

Allí, consigue que el pH intestinal baje y que aumente la producción ácidos grasos de cadena corta. Con ello, se promueve le crecimiento de bacterias beneficiosas para el intestino que mantienen a raya el aumento de las perjudiciales.

(más…)