« Página anteriorPágina siguiente »

 

Sabemos que no siempre es fácil, mantener la calma, los buenos pensamientos, y estar de buen humor, y llegamos a pensar que no somos del todo felices como nos gustaría ser.

pos

La vida nos hace pasar por pruebas, que nos dificultan el poder creer que ser feliz se puede lograr, y hasta llegamos a envidiar a otros por como aparentan que son felices, y digo aparentan, porque no sabemos las situaciones de los demás, y no sabemos que tan mal la estén pasando también.

Muchas veces nuestras ganas de sonreír se pueden ver afectadas, deberíamos hacerlo mas seguido y dejar que el malestar pase lo antes posible y que no nos influya o lo haga lo menos posible.

Es esencial para la salud tanto física como mental sentirse bien, sentirse feliz con uno mismo, con lo que se tiene y con las personas que día a día colman de cariño y amor nuestras vidas, valorar el tiempo que nos brindan, y brindarles tiempo también.

10941824_672559999521900_7046642481733656758_n

Y creo que todos somos capaces de desarrollar los pensamientos positivos si nos ponemos eso de reto, ver la parte positiva de cada situación, enfocarse en lo bueno de las cosas o intentarlo es toda una filosofía de vida que nos ayudará a ser cada día mejor persona y a sentirnos a gusto con nosotros mismos y, por tanto, con la vida.

Aunque no tengas ganas, esfuérzate por sonreír siempre que puedas.

Es un gesto aparentemente insignificante, pero que te colmará de bienestar, por eso es una de las claves más usadas para desarrollar el pensamiento positivo. Es increíble cómo al realizar una sonrisa a cualquiera por la calle, la misma persona te devolverá la sonrisa.

Seguro que hay mucha gente que la necesita, da tu sonrisa y ya verás como te colman el día de alegría con miles de sonrisas.

El tiempo pasa y hay personas que se van, sentimientos que mueren, objetos que pierden valor, ante esto, lo mejor es aceptar el paso del tiempo y la marcha o pérdida.

Es doloroso, pero aceptando las cosas tal y como vienen, aprenderás a vivir el momento, el presente y tu vida se llenará de personas, sentimientos y objetos nuevos adaptados al momento.

Tienes que dejar ir para hacer hueco a lo nuevo.

Dedícate tiempo, piensa en tu bienestar, haz bien todo lo que puedas, mira hacia adelante y ve el horizonte que te esta esperando, nos esta esperando a que sigamos caminando hacia adelante, a pesar de lo mal que nos vayan a salir algunas cosas.

Se feliz.

Fuente sermejorpersona.com

 

En una junta de padres de familia de cierta escuela, la directora resaltaba el apoyo que los padres deben darle a los hijos. También pedía que se hicieran presentes con ellos el máximo de tiempo posible.

nene

Ella entendía que, aunque la mayoría de los padres y madres de aquella comunidad fueran trabajadores, deberían encontrar un poco de tiempo para dedicar a los niños.

La directora se sorprendió cuando uno de los padres se levantó y explicó, en forma humilde, que él no tenia tiempo para hablar con su hijo durante la semana.

(más…)

 

No culpes a nadie, nunca te quejes de nada ni de nadie porque fundamentalmente tú has hecho tu vida.

Acepta la responsabilidad de edificarte a ti mismo y el valor de acusarte en el fracaso para volver a empezar, corrigiéndote.

 tu eres

El triunfo del verdadero hombre surge de las cenizas del error.

Nunca te quejes del ambiente o de los que te rodean, hay quienes en tu mismo ambiente supieron vencer; las circunstancias son buenas o malas según la voluntad o fortaleza de tu corazón.

(más…)

 

Cuando los japoneses reparan objetos rotos, enaltecen la zona dañada rellenando las grietas con polvo de oro. Creen que cuando algo ha sufrido un daño y tiene una historia, se vuelve más hermoso.

Kintsugi1

El arte tradicional japonés de la reparación de la cerámica rota con un adhesivo fuerte, rociado, luego, con polvo de oro, se llama Kintsugi.

El resultado es que la cerámica no sólo queda reparada sino que es aún más fuerte que la original.

En lugar de tratar de ocultar los defectos y grietas, estos se acentúan y celebran, ya que ahora se han convertido en la parte más fuerte de la pieza. El kintsugi añade un nuevo nivel de complejidad estética a las piezas reparadas y hace que antiguas vasijas pegadas sean aún más valoradas que las que nunca se han roto.

resilencia japonesaKintsukuroi es el término japonés que designa al arte de reparar con laca de oro o plata, entendiendo que el objeto es más bello por haber estado roto.

En lugar de considerarse que se pierde el valor, al reparar la cerámica se crea una sensación de una nueva vitalidad.

Dicho de otra forma, el tazón se vuelve más bello después de haber sido roto y reparado. La prueba de la fragilidad de estos objetos y de su capacidad de recuperarse son lo que los hace bellos.

Llevemos esta imagen al terreno de lo humano, al mundo del contacto con los seres que amamos y que, a veces, lastimamos o nos lastiman.

¡Qué importante resulta el enmendar! Qué importante entender que los vínculos lastimados y el corazón maltrecho, pueden repararse con los hilos dorados del amor, y volverse más fuertes.

La idea es que cuando algo valioso se quiebra, una gran estrategia a seguir es no ocultar su fragilidad ni su imperfección, y repararlo con algo que haga las veces de oro: fortaleza, servicio, virtud…

La prueba de la imperfección y la fragilidad, pero también de la resiliencia —la capacidad de recuperarse— son dignas de llevarse en alto.

“El mundo nos rompe a todos, y luego algunos se hacen más fuertes en las partes rotas”. (Ernest Hemingway)

 

Esta mañana desperté emocionado con todas las cosas que tengo que hacer antes que el reloj sonara.
Tengo responsabilidades que cumplir hoy. Soy importante.

inver1

Mi trabajo es escoger qué clase de día voy a tener.
Hoy puedo quejarme porque el día esta lluvioso o puedo dar gracias porque las plantas están siendo regadas.

Hoy me puedo sentir triste porque no tengo más dinero o puedo estar contento que mis finanzas me empujan a planear mis compras con inteligencia.

Hoy puedo quejarme de mi salud o puedo regocijarme de que estoy vivo.

Hoy puedo lamentarme de todo lo que mis padres no me dieron mientras estaba creciendo o puedo sentirme agradecido de que me permitieran haber nacido.

Hoy puedo llorar porque las rosas tienen espinas o puedo celebrar que las espinas tienen rosas.

Hoy puedo autocompadecerme por no tener muchos amigos o puedo emocionarme y embarcarme en la aventura de descubrir nuevas relaciones.

Hoy puedo quejarme porque tengo que ir a trabajar o puedo gritar de alegría porque tengo un trabajo.

Hoy puedo quejarme porque tengo que ir a la escuela o puedo abrir mi mente enérgicamente y llenarla con nuevos y ricos conocimientos.

Hoy puedo murmurar amargamente porque tengo que hacer las labores del hogar o puedo sentirme honrado porque tengo un techo para mi mente y cuerpo.

Hoy el día se presenta ante mi esperando a que yo le de forma y aquí estoy, soy el escultor.

Lo que suceda hoy depende de mi, yo debo escoger qué tipo de día voy a tener.
Que tengas un gran día… a menos que tengas otros planes.

Mario Benedetti

 

Cuando te encuentres sereno y contento en cualquier lugar del mundo …,
Cuando todo lugar sea tu país …,

hijo-del-planeta-3-728 re

Cuando no teniendo nada sientas que lo tienes todo …,
Cuando en la opulencia luzcas humilde …,

Cuando puedas devolver el mal por bien sin importar a quien …,
Y veas a tu hermano en cada ser …,

Cuando apliques que amar es solo dar y dar sin importar más nada que tan solo dar
Cuando indiferente avances …, Entre aquellos que te insulten …,
Y en el silencio les envíes tu perdón .

Cuando nadie pueda herirte ni por nada has de afligirte …,
Cuando a quien te odie tu le des amor …,

Cuando ejerzas la inocencia con conciencia …,
Cuando busques el saber así como buscas el pan …,

Cuando ames todo sin pasión ni posesión …,
Cuando la realidad se imponga al fin a la ilusión

Cuando sepas aliviar las penas de aquellos que sufren …,
Y tus labios digan solo la verdad …,

Cuando hagas del deber un placer y el placer no sea más para ti un deber …,
Cuando vivas el presente como lo único urgente …

Cuando la bondad sea tu voluntad …, Cuando el egoísmo ceda al altruismo …,
Cuando la impureza, ceda a la pureza y la virtud,

Entonces serás un hombre, serás una mujer,
Serás un ser que alcanzó la humanidad …,
Serás un hijo del planeta.

Madre Teresa de Calcuta

 

Si la vida tuviera un objetivo, las cosas no serían tan hermosas, porque un día llegarías al final y después todo sería sencillamente aburrido. La vida aborrece la monotonía.

En cuanto alcanzas cierto estado, la vida te da otro objetivo.

camino2

El horizonte no deja de aparecer delante tuyo, jamás lo alcanzas, siempre estás “en el camino”… a punto de llegar. Y si entiendes eso, la tensión en tu mente desaparece, porque la tensión está, justamente, en buscar constantemente un objetivo, en llegar a alguna parte.

La mente continuamente anhela una llegada, mientras que la vida es una continua partida y llegada… llegar, para volver a partir, y así. No tiene una finalidad. Nunca es perfecta, y ésa es su perfección.

Es un proceso dinámico, no algo muerto y estático.

La vida no se halla estancada… fluye, fluye y no hay otra orilla. Cuando comprendes esto, comienzas a disfrutar del viaje en sí.

Cada paso es una meta, y no hay un objetivo. Esta comprensión, una vez que se asienta en tu interior, te relaja.

Entonces no hay tensión porque no hay lugar a dónde ir, salvo hacia ti mismo.

Fuente



Nos das tu voto ?

Votar en los Premios Bitacoras.com

 

Siempre me ha parecido espectacular la caída de una hoja.

Ahora, sin embargo, me doy cuenta que ninguna hoja “se cae”  , sino que llegado el escenario del otoño  , inicia la danza maravillosa del soltarse.

otoño

Cada hoja que se suelta es una invitación a nuestra predisposición al desprendimiento.

otoño1Las hojas no caen, se desprenden en un gesto supremo de generosidad y profundo de sabiduría: la hoja que no se aferra a la rama y se lanza al vacío del aire sabe del latido profundo de una vida que está siempre en movimiento y en actitud de renovación.

La hoja que se suelta comprende y acepta que el espacio vacío dejado por ella es la matriz generosa que albergará el brote de una nueva hoja.

La coreografía de las hojas soltándose y abandonándose a la sinfonía del viento traza un indecible canto de libertad y supone una interpelación constante y contundente para todos y cada uno de los árboles humanos que somos nosotros.

Cada hoja al aire me está susurrando al oído del alma :

¡suéltate!,

¡entrégate!,

¡abandónate! y

¡confía!.

Cada hoja que se desata queda unida invisible y sutilmente a la brisa de su propia entrega y libertad.

Con este gesto la hoja realiza su más impresionante movimiento de creatividad ya que con él está gestando el irrumpir de una próxima primavera.

Reconozco y confieso públicamente, ante este público de hojas moviéndose al compás del aire de la mañana, que soy un árbol al que le cuesta soltar muchas de sus hojas.

10603668_10202626499090554_5181665853729494486_n

Tengo miedo ante la incertidumbre del nuevo brote. Me siento tan cómodo y seguro con estas hojas predecibles, con estos hábitos perennes, con estas conductas fijadas, con estos pensamientos arraigados, con este entorno ya conocido…

Quiero, en este tiempo, sumarme a esa sabiduría, generosidad y belleza de las hojas que “se dejan caer”. Quiero lanzarme a este abismo otoñal que me sumerge en un auténtico espacio de fe, confianza, esplendidez y donación.

Sé que cuando soy yo quien se suelta, desde su propia conciencia y libertad, el desprenderse de la rama es mucho menos doloroso y más hermoso.

Sólo las hojas que se resisten, que niegan lo obvio, tendrán que ser arrancadas por un viento mucho más agresivo e impetuoso y caerán al suelo por el peso de su propio dolor.

Texto original de José María Toro, extraído del libro “La Sabiduría de Vivir”

 

Desde hace no mucho más de una década comenzaron a surgir en diferentes ciudades del mundo, niños que se erigieron como los jefes indiscutidos de la familia.

Son quienes eligen qué se come, dónde se vacaciona, qué canal de televisión se ve, horarios para dormir y demás actividades de la familia. Amenazan, pegan, agreden psicológicamente a sus padres y parecen no haber desarrollado la empatía –habilidad para saber qué siente el otro- ni suelen experimentar las emociones morales como la compasión, amor o culpa.

niños

Se trata de un fenómeno llamado “Síndrome del Emperador” donde los niños hacen de sus caprichos ley, y quien no obedezca, paga las consecuencias de sus agresiones y tortuosos berrinches.

Es un tipo de violencia ejercida de los hijos hacia los padres, donde los niños aprenden a controlar a los adultos, logrando que obedezcan y cumplan sus exigencias. Estos niños tiranos son también llamados “pequeños dictadores” dado el poder que adquieren en el seno familiar.

(más…)

 

niñosNo es fácil educar a un niño, lo sabemos. Nadie dispone del manual del padre o madre perfecto, del educador ideal que sabe cuándo imponer, cuando permitir y qué palabra utilizar.

También sabemos que no todos los niños son iguales, que habiendo varios hermanos cada uno de ellos tiene un carácter y unas manías, pero aun así, hay algo que está claro, todos tienen las mismas necesidades: el sentirse queridos, escuchados y atendidos para crecer en confianza.

La necesidad de ofrecer un aprendizaje basado en las emociones, les permitirá el día de mañana poder gestionar muchas áreas de su vida con mayor efectividad, poder comunicarse mejor, reconocer emociones en las otras personas para poder respetar, para poder entender y disponer de una mejor conexión con la sociedad.

Educar en el respeto, en la asertividad y en unas buenas habilidades sociales, les permitirá sin duda ir madurando con mayor autonomía.

Pero para ello, para infundir en los niños la tan necesaria Inteligencia Emocional, es necesario que también tú sepas aplicarla en el día a día con los más pequeños. Te ofrecemos unas pautas.

(más…)

« Página anteriorPágina siguiente »