Síndrome del edificio enfermo

Muchos edificios de oficinas, viviendas, hoteles e incluso algunos hospitales son nocivos para la salud, ya que padecen el denominado “síndrome de edificio enfermo”, reconocido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde 1982 .

Este curioso síndrome aparece en edificios modernos mal construidos por su “aislamiento perfecto” del exterior, y qué olvidan de que los humanos necesitamos respirar aire puro para estar sanos.

Se suele asociar este síndrome a una construcción descuidada o mal planeada. Curiosamente no solo no es así, sino que es todo lo contrario, los más modernos edificios de oficinas, los mejor pensados y construidos con mayor lujo en instalaciones y decoración, son precisamente los que dan mayor índice de casos.

Como sucedió recientemente en Barcelona, donde 273 empleados contrajeron lipoatrofia circular , enfermedad que conlleva a una pérdida de tejido graso .

¿Cómo reconocer el síndrome del edificio enfermo?

Hay una serie de síntomas detectados como:

  • Irritaciones de ojos, nariz y garganta
  • Sensación de sequedad en membranas, mucosas y piel
  • Ronquera
  • Respiración dificultosa
  • Eritemas
  • Comezón
  • Hipersensibilidades inespecíficas
  • Náuseas, mareos y vértigos
  • Dolor de cabeza
  • Fatiga mental
  • Elevada incidencia de infecciones respiratorias y resfriados

 

Causas o factores que contribuyen a la aparición del Síndrome del Edificio Enfermo

 * Ventilación inadecuada:  la ventilación del edificio es una cuestión fundamental para desencadenar una situación de “edificio enfermo”.

 * Contaminantes químicos provenientes del interior : La mayoría de los elementos que provocan la contaminación del aire interior provienen del interior del propio edificio.

Por ejemplo, los adhesivos, colas, pegamentos, el enmoquetado, las tapicerías, los elementos de madera, las fotocopiadoras, los insecticidas, los productos de limpieza, el PVC, etc… pueden emitir compuestos volátiles orgánicos, como son los formaldehídos.

Esto causa una variedad de efectos nocivos para el aparato respiratorio. Las investigaciones han demostrado que algunos de estos agentes nocivos pueden causar efectos crónicos y agudos contra la salud cuando se encuentran en altas concentraciones, mientras que otros son directamente cancerígenos.

 Incluso las concentraciones bajas o moderadas de estos compuestos volátiles orgánicos pueden producir reacciones agudas. Algunos productos de la combustión como el monóxido de carbono, el dióxido de nitrógeno, o ciertas partículas respirables, pueden provenir de calentadores, sistemas de calefacción, estufas, etc…

 * Contaminantes químicos provenientes del exterior : el aire proveniente del exterior también puede ser una fuente de polución en el interior. Ejemplos pueden ser los gases provenientes de escapes, las chimeneas, las salidas de aire de cocinas o cuartos de baño del mismo edificio o de otro ajeno, etc.

Todos ellos pueden penetrar al interior del edificio a través de tomas de ventilación mal colocadas, ventanas, u otro tipo de elementos abiertos al exterior. Incluso se dan casos en los cuales la polución entra desde el propio garaje, o desde uno cercano.

 * Contaminantes Biológicos:  las bacterias, mohos, polen y virus son algunos tipos de contaminantes biológicos.

Pueden crecer en aguas estancadas acumuladas en conductos, humidificadores o secadores, acumulaciones de goteras o fugas; o en el enmoquetado, o en los aislamientos.

Algunas veces, las vías de transmisión pueden ser insectos o excrementos de aves, que contengan dichos agentes contaminantes biológicos. Un buen ejemplo de estos contaminantes biológicos puede ser el tristemente conocido virus de la “Legionella”.

Consejos para tener en cuenta ante un edificio enfermo

– Iluminación: un nivel bajo o los brillos excesivos pueden causar estrés visual, dolor de cabeza e irritación de ojos.

– La presión sonora debe estar en los límites de 60-70 dB.

– Las vibraciones originadas en las cercanías de la vivienda también afectan.

– Mantenimiento de una temperatura adecuada.

– La ventilación insuficiente es una de las principales causas de padecer este síndrome.

No solamente para el buen desempeño laboral, sino para tener una vida sana, es necesaria la revisión técnica del edificio.

 

Para terminar recomendar la Nota Técnica Preventiva 290 del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo en la que se propone un modelo de cuestionario útil para poder detectar este síndrome en el caso de que se sospeche su existencia.

Podeis descargarla a través de este enlace en formato pdf :  Nota Técnica Preventiva 290

Artículo relacionado :

Síndrome  Sensibilidad  Química  Múltiple , Aislados para sobrevivir

2 Respuestas en “Síndrome del edificio enfermo”


  1. Síndrome Sensibilidad Química Múltiple , Aislados para sobrevivir - El blog de Casa Pià comenta:

    […] Síndrome del edificio enfermo […]


  2. Centinelas de la vida : documental sobre la Sensibilidad Química Múltiple - El blog de Casa Pià comenta:

    […] Síndrome del edificio enfermo […]

Deje su comentario

He leído y acepto la Cláusula de Consentimiento*