La vuelta al cole activando las defensas

La vuelta al cole activando las defensas

El final del verano  va llegando , y, con él, la vuelta al cole. Como cada año, los niños se van incorporado al nuevo curso escolar en el que no les queda más remedio que enfrentarse a nuevas experiencias, nuevos compañeros y también nuevas infecciones.

Las escuelas pueden ser caldos de cultivo de bacterias, virus y otros microorganismos que se extienden de forma asombrosa, sobre todo entre los que están en los primeros años de colegio.

La situación no es muy distinta en otros lugares cerrados en los que hay adultos. La diferencia está en que los más pequeños son mucho más vulnerables a las infecciones porque su sistema inmune todavía no ha tenido tiempo de aprender a defenderse mejor.

Si bien es verdad que realmente no existen medicamentos para arrancarnos los virus del cuerpo, sí es cierto que existen métodos para alejarlos, manteniendo una dieta equilibrada, con gran presencia de frutas y verduras es esencial.

¿Qué nutrientes necesitan para aumentar sus defensas?

* Carbohidratos: Pan, pasta, arroz, legumbres, patata… proporcionan energía a las células inmunes.

* Grasas saludables : tienen un papel fundamental. Por ejemplo el omega 3 (pescado azul, frutos secos…) es un potente antiinflamatorio, al contrario que las grasas saturadas (carnes rojas, embutidos, bollería…) que reducen la respuesta inmunitaria. Son también muy beneficiosos el aceite de oliva y el omega 6 (aceite de girasol, frutos secos…).

* Proteínas: Un déficit proteico (Carne, pescado, huevos, queso, legumbres + cereales) está ligado a la disminución de la formación de las inmunoglobulinas y producción de linfocitos.

* Las vitaminas E y A (Legumbres, frutos secos, aguacate, olivas, pescado, brócoli, zanahoria, calabaza, boniato, huevos…), C (Frutas y verduras como naranjas, limones, mandarinas, fresas, kiwi, papaya, brócoli, perejil y pimiento…), y D (Pescado azul, lácteos no desnatados, luz solar…)

Las vitaminas antioxidantes hacen que las células encargadas de la inmunidad del niño no se oxiden.

* Los minerales, al igual que las vitaminas juegan un papel importante gracias a su capacidad antioxidante.

El zinc es uno de los más importantes y su carencia da lugar a infecciones, enfermedades autoinmunes y baja cicatrización de heridas (se encuentra en germen de trigo, pipas de girasol, frutas secas, carne de caballo, legumbres, gambas, langostinos, huevos y quesos maduros).

El hierro (legumbres, frutos secos, carne, pescado, huevos, perejil…), el selenio (marisco, setas, huevos…), el cobre y el magnesio (chocolate sin leche, frutos secos, legumbres, fruta seca, gambas, perejil…) son esenciales para el buen funcionamiento del sistema inmunológico.

Para que vuestros hijos tengan un buen nivel de antioxidantes en el organismo deberían comer un alimento crudo en cada comida (hortalizas o fruta).

* Los alimentos funcionales, son los que benefician una o varias funciones del organismo, que mejoran el estado de salud o reducen el riesgo de padecer una enfermedad.

Entre ellos están los probióticos que son de origen microbiológico y estimula el crecimiento de otros microorganismos beneficiosos para el niño. Los podemos encontrar en yogures (lactobacillus y bifobacterias), leches fermentadas y preparaciones farmacéuticas. Muy útiles en gastroenteritis y diarreas asociadas a antibióticos.

La fibra prebiótica es el complemento ideal de los probióticos, ya que pueden hacer cambios favorables en la flora intestinal. Contienen fibra prebiótica el plátano, el trigo, el ajo y la cebolla, entre otros.

* El polen es un gran alimento, ya que concentra todos los nutrientes arriba mencionados (aminoácidos esenciales, minerales, vitaminas…). Se puede dar a partir de los 2 años.

* La miel ayuda a descongestionar bronquios y pulmones, suaviza la garganta, es antiinflamatoria, desinfectante y bactericida, así que cuando tengáis que endulzar algo usadla y evitad el azúcar. A partir de un año.

* La Jalea real y el propóleo son suplementos que también son de gran ayuda. A partir de 3 años.

Es importante que beban agua o caldos durante todo el día, eso ayudará a mantener las mucosas hidratadas.

Un exceso de sal, azúcar y grasa saturada, no ayudan en absoluto a que nuestros hijos tengan un sistema inmune fuerte, por tanto, intentad prescindir de zumos envasados, bollería, chucherías… y no abuséis de carnes rojas y embutidos grasos.

Complementos naturales para reforzar defensas Dietética Casapià

Una Respuesta en “La vuelta al cole activando las defensas”


  1. Juan comenta:

    Buena información. Es cieto que la vuelta al cole siempre trae riesgos de infecciones a los más pequeños. En mi caso, tengo una niña que casi siempre a la vuelta al cole tiene algún resfriado que otro y eso que la vuelta es en épocas en las que aún hace calor.

Deje su comentario

He leído y acepto la Cláusula de Consentimiento*