La pasiflora y la amapola de California ayudan a combatir el estrés sin los efectos secundarios de los psicofármacos

La pasiflora y la amapola de California ayudan a combatir el estrés sin los efectos secundarios de los psicofármacos

Los preparados farmacéuticos de plantas medicinales, como la pasiflora y la amapola de California, pueden ayudar a combatir la ansiedad y el estrés de forma eficaz sin los efectos secundarios de los psicofármacos, según diversos estudios que se han presentado durante unas jornadas organizadas por la Sociedad Española de Fitoterapia (SEFIT) en el Colegio de Farmacéuticos de Palma de Mallorca con la colaboración del Centro de Investigación sobre Fitoterapia (INFITO).

Así, plantas como la pasiflora y la amapola de California pueden utilizarse de forma prolongada sin producir dependencia y otros efectos secundarios propios de benzodiacepinas y otros tratamientos farmacológicos utilizados en el tratamiento de la ansiedad, según la presidenta de INFITO, Concha Navarro.

En concreto, la revista ‘Journal of Anesthesia’ publicó un estudio en febrero sobre la administración de pasiflora antes de una anestesia espinal y mostró que “suprime el incremento de ansiedad antes de la anestesia espinal sin cambiar los resultados del test de función psicomotora, el nivel de sedación o la hemodinámica”.

“Diversos ensayos clínicos han puesto de manifiesto un importante efecto ansiolítico, similar al producido por benzodiacepinas pero sin afectar a los procesos de la memoria”, ha añadido Navarro.

Por otro lado, una investigación publicada en agosto en ‘British Clinical Journal of Pharmacology’ señala que las benzodiacepinas, el principal tipo de fármacos utilizados en el tratamiento de la ansiedad, están relacionadas con efectos secundarios que pueden implicar accidentes de tráfico.

Además, apunta la probabilidad de que “un tercio de los usuarios a largo plazo (más de 6 meses) que intentan abandonarlos experimenten síntomas y signos como ansiedad, insomnio, espasmos musculares y tensión e hipersensibilidad perceptual”.

Otro estudio publicado en abril en ‘Medical Science Monitor’ revela que “los fármacos usados para tratar la ansiedad tienen muchos efectos secundarios negativos, incluyendo adicción, depresión, suicidio, convulsiones, disfunción sexual y cefaleas”.

Por ello, los autores de estos estudios consideran que plantas y nutrientes pueden estimular la síntesis de los neurotransmisores y afectar de manera más natural la química cerebral e incluso ajustarla, con la ausencia de muchos de los efectos secundarios experimentados con los fármacos.

Fuente Europapress

Deje su comentario

He leído y acepto la Cláusula de Consentimiento*