Uno de los más desconocidos y maravillosos escritores franceses, Anatole France, pronunció una frase que toca el corazón: “hasta que hayas amado a un animal, una parte de tu alma estará dormida”. Por eso el niño y su mascota son capaces de crear vínculos que nada ni nadie podrá romper jamás.

petcurean07

Es cierto que el amor es uno de los sentimientos más maravillosos que puede albergar el corazón de un ser humano. Pero no es exclusivo. También los animales son capaces de sentir con tanta o más pasión e intensidad que nosotros.

La importancia del vínculo entre el niño y su mascota

Puesto que tener el amor incondicional de un animal es un gesto maravilloso, es importante pensar en favorecer la adopción de una mascota que sirva como vínculo para nuestros pequeños y les aporte valores y felicidad. Además, al ser suya, es otra “excusa” para que poco a poco se vayan adquiriendo responsabilidades.

En este sentido, uno de los organismos que más ha estudiado y defendido las ventajas de permitir que nuestros niños se desarrollen junto a una mascota es la Fundación Affinity. Esta organización ha realizado un buen número de estudios en los que demuestran la importancia y beneficios del vínculo animal.

ma

De sus conclusiones se extraen innumerables beneficios para nuestros niños, pues suele mejorar la calidad de vida de toda la familia, la reducción del estrés, el índice de depresión e incluso el equilibrio físico y mental.

La relación entre un niño y su mascota

En el caso de los niños, según los estudios realizados por la citada fundación, también hay una serie de beneficios que permitirán que nuestros niños sean más plenos, felices, autónomos, responsables y cariñosos. Veamos pues cómo mejora el desarrollo educativo y social del pequeño:

 * Un niño que tiene una mascota a la que adora se suele hacer responsable de su cuidado y alimentación de forma autónoma, altruista y generosa. Como es obvio, todos estos valores se potencian gracias al vínculo con el animal.

 * El niño que se siente responsable de un animal y goza de sus cuidados mejora en gran medida su autoestima. El chico se siente útil, sabe que hace un buen trabajo y gana mucha confianza en sus posibilidades y capacidades.

 * El buen ambiente que genera la relación entre un niño y su mascota permite también que este pequeño mejore su integración familiar. Un animal puede ser un nexo de unión muy fuerte entre los miembros de un grupo.

 * El hecho de que un chico aprenda a respetar a su mascota desde muy niño, también le permitirá tomar conciencia de la necesidad de respetar a otras personas, a su entorno y al medio ambiente.

 * El chico que cuida de su mascota sabiendo que lo hace bien gana en seguridad y competencia. De esta forma se sentirá más responsable, pero a la vez con un mejor equilibrio emocional. De hecho, el 46% de los pequeños consideran a su compañero animal como una fuente de apoyo emocional muy fuerte.

* Una mascota es un apoyo excelente para el pequeño en malos momentos. La tristeza o el miedo son mitigados gracias a la compañía del animal, que se ofrece de forma incondicional a ayudar a su joven amigo.

Cómo crear el vinculo entre el niño y su mascota

Para que se cree un vínculo entre un niño y una mascota, hemos de tener en cuenta una serie de preceptos importantes:

petcurean02

 * No puede ser forzado. Ha de surgir de forma natural. No obstante, si el chico adopta responsabilidades como asegurar que el animal come, tiene agua limpia o está bien lavado, el vínculo aparecerá.

 * En los paseos, es importante que el pequeño acompañe al adulto y participe de la experiencia. Esto también ayudará a la creación del vínculo de forma natural.

 * Además de la responsabilidad, el niño debe reconocer a la mascota como fuente de juegos y entretenimiento. Ambos forjará de esta forma una unión indisoluble y muy enriquecedora.

Otros datos de interés sobre niños y mascotas

Según los estudios llevados a cabo por la Fundación Affinity, aquellas personas que tuvieron contacto con mascotas en la infancia suelen tener menos problemas en las relaciones interpersonales, son más alegres y motivados, y se suelen sentir menos amenazados.

Es buena idea lograr que un niño y su mascota del alma creen un vínculo indisoluble que les marcará la vida y les hará más felices, plenos y alegres. Un gesto bonito que nos acompañará para siempre.

Fuente lamenteesmaravillosa.com

Deje su comentario

He leído y acepto la Cláusula de Consentimiento*