¿Por qué va siempre tan cansado mi hijo?
Cada vez más nos encontramos delante de adolescentes que no pueden seguir el ritmo que se les impone. Jóvenes que da la sensación que vayan arrastrándose por la vida con falta de energía y vitalidad. Todo el día cansados, desmotivados o sin chispa. Se levantan y se acuestan cansados.

ado

A este fenómeno se le llama la fatiga crónica del adolescente.

Las causas de la fatiga crónica en un adolescente pueden ser muchas y diversas:

• Falta de sueño: Los adolescentes tienen necesidades de sueño diferentes a las de los adultos. Para empezar, el ritmo circadiano de los adolescentes no se ajusta para nada al horario escolar, que es más propio de los adultos. En segundo lugar, normalmente se acuestan tarde y se levantan pronto. Sus necesidades de sueño son de 8 a 10 horas.

• Sobre actividad: El exceso de actividades escolares y extra escolares pueden llegar a crear estrés, y como consecuencia fatiga. Es importante no sobrecargarles, y que dispongan de tiempo para ellos mismos y su importantísima vida social.

• Patologías asociadas: por supuesto hay que descartar ciertas enfermedades que podrían dar lugar a esta fatiga crónica, como por ejemplo patologías renales o intestinales, patologías psicoemocionales como puede ser la depresión, patologías relacionadas con la alteración del sueño, como las apneas nocturnas, la narcolepsia, etc…, o patologías neuromusculares.

dieta-adolescentes

Lógicamente en la fatiga crónica del adolescente, la alimentación juega un papel fundamental. Una alimentación sana, equilibrada y natural les dará la energía y vitalidad que necesitan. Y al contrario, unos malos hábitos de alimentación y alimentos inadecuados hará que nuestros hijos no tengan el aporte de energía necesario.

Por supuesto, de la misma manera que un vaso de whisky tendrá un efecto evidente sobre nuestro organismo, subiéndose a la cabeza, y generando una serie de efectos en nosotros, o al igual que una sopa nos calienta, o una ensalada nos refresca, todos los alimentos tienen un efecto sobre nuestro cuerpo, tanto a nivel bioquímico (vitaminas, minerales, nutrientes, etc.), como a nivel físico (frío, calor, pesadez, ligereza, hinchazón…), como a nivel emocional (relajar, excitar, activar,…).

Por este motivo hemos de vigilar con algunos alimentos muy comunes entre los adolescentes, que les crearan un efecto indeseado:

errores_alimentacion_1

• Exceso de azúcares refinados: como por ejemplo el azúcar común, bebidas azucaradas (colas, gaseosas, néctares de fruta, batidos artificiales), chucherías, caramelos y dulces de todo tipo, galletas, bollería industrial, chocolates.

En primer lugar acidifica el Ph sanguíneo, empeorando su calidad, y haciéndolos más vulnerables a contraer enfermedades. También el exceso de fósforo que contienen los azucares genera una pérdida de minerales como el calcio de los huesos.

Y lo más importante, estos azucares son de absorción rápida, es decir, pasan rápidamente a nuestro torrente sanguíneo dándonos unos valores glicémicos muy elevados durante poco tiempo y cayendo estos valores drásticamente al poco tiempo, creándoles estados hipoglucémicos..

Traduciéndolo a un lenguaje energético, el azúcar nos dará demasiada energía muy puntualmente, creando al poco tiempo de consumirlo, excitación, hiperactividad, nerviosismo, y al poco tiempo cuando bajan estos niveles estaremos agotados, sin energía, con fatiga.

• Estimulantes: como la cafeína, teina, o cualquier tipo de droga. A nivel energético, nos encontramos con un efecto parecido al del azúcar, pero con la diferencia de que aquí no hay un aporte extra de energía, y que por lo tanto este incremento de actividad será consumida de nuestras reservas, agotando nuestra energía vital.

Además les puede alterar el patrón del sueño, empeorando aun más las cosas. A la larga también debilitará los riñones, debido a la constante demanda de adrenalina producida por las glándulas suprarrenales.

• Desorden alimenticio: es muy importante respetar unos horarios de comer, dando orden y regularidad a nuestra alimentación y como consecuente a nosotros.

• Exceso de carnes y sal: estos tienen una energía muy extrema de contracción, al contrario que los azucares y alcoholes que tienen una energía expansiva extrema.

Esto nos llevara a crear una condición yang o de contracción, que nos llevara a tener la necesidad de consumir alimentos del otro extremo como son los azucares, para compensar. Creando otra vez una montaña rusa energética y emocional.

Una alimentación sana y natural, basada en cereales integrales, proteínas (preferiblemente de origen vegetal), algas, verduras, frutas, semillas y frutos secos, endulzantes y bebidas naturales, les aportará esta energía y vitalidad necesarias. Dándoles solidez, concentración, equilibrio, peso estable, y emociones sin altibajos.

• Los cereales integrales: como el arroz, el mijo, la quínoa, son fuente de azucares de calidad, azucares complejos de absorción lenta, que además gracias a la fibra, su paso al torrente sanguíneo será más gradual.

Debería ser la principal fuente de hidratos de carbono. Dándonos una energía estable y duradera, a la vez que nos nutre y alimenta.

ado1

• Proteínas: preferiblemente de origen vegetal como las legumbres, el tofu, el seitan, el tempeh, que les aportaran junto al cereal una proteína completa, libre de grasas, ligera y saludable.

No obstante no debemos olvidar alternarla con algo de proteína de origen animal al largo de la semana, como el pescado azul fresco, o unos huevos de calidad que nos darán la vitamina B necesaria.

• Algas: es una excelente fuente de minerales. Contiene hasta 20 veces más minerales que las verduras. Es libre de azucares y grasas, y además nos ayudara mantener unos huesos, piel y cabello fuertes y sanos.

• Verduras: es imprescindible su consumo diario. Se debe comer al menos una vez al día verdura verde en cocción ligera (hervido corto, escaldado, etc) por tal de mantener al máximo sus vitaminas, minerales y frescor.

Igual de importantes son las verduras de raíz que nos aportaran dulzor, algo muy importante en los jóvenes de hoy en día, rodeados muchas veces de hostilidad y agresividad.

Las verduras redondas y de raíz como la calabaza, la cebolla, la chirivía, el nabo o la zanahoria, deben cocinarse en cocciones más largas, para así potenciar su dulzor, a la vez que nos nutre.

• Frutas: Fuente de vitaminas, en general están compuestas por agua azucares de absorción rápida, fibra, vitaminas y minerales. Será ideal para refrescar en épocas calurosas.

Es aconsejable su consumo fuera de las comidas para facilitar así la correcta digestión y absorción de las proteínas vegetales. En climas fríos es aconsejable consumirlas en forma de compota, papillote, o otras cocciones por tal de no enfriarnos excesivamente.

• Semillas y frutos secos: nunca crudos, siempre ligeramente tostados para poder digerirlos correctamente. Son una importante fuente de ácidos grasos instaurados, muy necesarios y beneficiosos para nuestro organismo, fibra, vitaminas, minerales.

Buen complemento proteico para dietas vegetarianas. Es recomendable su consumo diario, pero nunca más de un puñadito. Ideal para acompañar platos de cereal o proteína.

• Endulzantes y bebidas naturales: como por ejemplo los zumos de fruta naturales, el jugo concentrado de manzana, el amasake y las melazas procedentes de la fermentación de cereales, son riquísimos a la vez que nos endulzan de una forma mas saludable. Pues su contenido de azucares es menor que en las bebidas industriales y los endulzantes refinados.

Además están compuestos por azucares un poco mas complejos, evitando que pasen tan rápido a nuestra sangre, y por lo tanto dándonos una energía mas estable y duradera.

Toda esta información cocinada y digerida correctamente puede ayudar a muchos adolescentes y padres que se encuentren en esta situación, dando otra herramienta con la que luchar.

Este concepto de alimentación no solo les ayudara en el día a día, sino que es calidad y salud para toda su vida.
La frase “somos lo que comemos” tiene que hacernos reflexionar a la hora de alimentarnos a nosotros y a nuestros hijos, ya que estos son el futuro.

David Gasol Mestres

Nutricionista especializado en veganismo y macrobiótica

www.davidgasol.com

Deje su comentario

He leído y acepto la Cláusula de Consentimiento*