Pocas formas de arte tienen la capacidad de sonar tan bien como aparentan. Estos altavoces combinan técnicas de cerámica tradicionales con la tecnología inalámbrica mas moderna. El nombre único de estos altavoces de arcilla, Mapuguaquén, proviene de la lengua mapudungun y significa “sonido de la tierra.”

Mapuguaquén2

El diseñador chileno Pablo Ocqueteau los moldea en un torno de alfarero, manteniendo vivas las tradiciones formas de fabricación.

Lo que viene a demostrar que hay alternativas para que la moderna tecnología no deba siempre dañar en su desarrollo y fabricación al medio ambiente.

Mapuguaquén5

A primera vista, se podría pensar que estas vasijas de arcilla están destinadas a la siembra o la decoración, pero su verdadero propósito se revela una vez que te acercas a observarlas.

Estos altavoces Mapuguaquén combinan las técnicas de fabricación tradicional chilena con la tecnología mas moderna, lo que mantiene viva una tradición de fabricación muy antigua. Su nombre proviene de la palabra portuguesa “mapuguaquén,” que significa “sonido de la tierra. ‘

Mapuguaquén4

En lugar de utilizar grandes fábricas, Ocqueteau crea estos altavoces a mano con la combinación de materiales naturales y tecnológicos. Cada altavoz tiene una mirada cruda y los colores tierra, combinado con el acabado de corcho alrededor del altavoz central. Cada uno de ellos es una obra de arte.

Mapuguaquén3

Estos sorprendentes altavoces hechos a mano se exhiben en la Milan Design Week.

Fuente ecoinventos.com

Deje su comentario

He leído y acepto la Cláusula de Consentimiento*