Como podemos prevenir un resfriado otoñal

Como podemos prevenir un resfriado otoñal .

Se trata de una inflamación del sistema respiratorio superior, causado por una infección de tipo viral.

Los síntomas pueden ser : estornudos, escalofríos, irritación de la garganta, nariz fluyente o tapada , y si progresa se acompaña de dolor de cabeza, palidez, cara de aspecto cansado y temperatura corporal que puede subir “ligeramente”.

La mayoría de las personas se resfrían varias veces al año, generalmente en otoño, primavera e invierno. En sí, no es grave sino desagradable, pero puede ir acompañado de complicaciones secundarias que afectan al oído, amígdalas, faringe o laringe, tráquea, bronquios o pulmones, por lo que, para reducir la frecuencia de enfermedades más graves, debemos controlarlo.

En principio, es una enfermedad que transcurre sin complicaciones, y entre los tres y los siete días, los síntomas comienzan a desaparecer.  No obstante, se debe prestar más atención a los niños, ancianos, mujeres embarazadas y personas debilitadas que puedan verse más afectadas.

Los antibióticos no tienen ninguna utilidad y no están indicados en la gripe ni en el resfriado.

¿ Cómo prevenirlo ?

  – La alimentación juega un papel fundamental. Algunos alimentos ayudan al organismo a combatir la infección, mientras que una dieta poco equilibrada, puede alargar la convalecencia.

  – Se recomienda beber mucho, sobre todo en caso de fiebre, para reintegrar los líquidos perdidos con la sudoración, sobre todo agua y zumos de cítricos, aunque también se pueden tomar sopas y caldos. ; además de infusiones a base de tomillo, orégano, miel y limón .

  –  Reducir el consumo de proteínas de origen animal, por ejemplo, la leche, los quesos y la carne, para no fatigar al organismo con alimentos difíciles de digerir.

–  Comer mucha fruta y verdura de la estación, primando a los productos ricos en vitamina C.

  – En personas con defensas bajas, podemos aumentar la inmunidad con propóleo , echinácea , jalea real , cinc , y ácidos grasos omega 3 y omega 6 .

  – Las bacterias ácido-lácticas, que están presentes principalmente en los productos lácteos fermentados, también parece que ejercen un efecto beneficioso sobre el sistema inmune.

Estos microorganismos son capaces de atravesar la barrera gastrointestinal y actuar sobre la flora o la mucosa intestinal, donde expresan sus cualidades beneficiosas.

  –  En cada época del año lo mejor es comer los frutos de la estación, que son los que el cuerpo y la mente necesitan ; ahora , en el Otoño podemos consumir :  naranjas, mandarinas, castañas, higos secos, pescado azul, dulce de membrillo, verduras y hortalizas típicas del otoño .

Además del ajo y la cebolla que siempre vienen bien para prevenir infecciones respiratorias.

¿Qué medidas de prevención son importantes?

  – No estar en contacto con las personas que lo han contraído, sobre todo los primeros días.

  – Es importante que el sistema de defensas del organismo funcione correctamente para protegernos en caso de infección .

  – El humo daña el sistema inmunitario y debilita las vías respiratorias: las mucosas de la nariz, los bronquios y los pulmones son más vulnerables a las infecciones virales y a los ataques de las bacterias.

  – Evitar  en la medida de lo posible , cambios bruscos de temperatura .

 – Lavados de nariz con suero fisiológico (agua con sal), para mantener las fosas nasales limpias, respirar mejor y evitar las complicaciones . Se puede utilizar la lota .

  – Lavarse las manos siempre que estén sucias y en momentos clave .

– Utilizar pañuelos desechables.

   -El ejercicio físico estimula el sistema inmunitario. Una buena caminata diaria ayudará a mantener constantemente activas las defensas del organismo.

Deje su comentario

He leído y acepto la Cláusula de Consentimiento*