Un sirope de dátil, un líquido espeso y dulce derivado de los dátiles que se consumen ampliamente en todo el Oriente Medio, muestra actividad antibacteriana contra una serie de bacterias que causan enfermedades, entre ellas ‘Staphylococcus aureus’ y ‘Escherichia coli’.

datiles

La nueva investigación, presentada en la Conferencia Anual de la Sociedad para la Microbiología General que se celebra en Birmingham, Reino Unido, mostró que, ‘in vitro’, este sirope es capaz de inhibir el crecimiento de bacterias más rápido que la miel de manuka, que se ha demostrado previamente que tiene propiedades antibacterianas y se utiliza cada vez más en mezclas para mejorar la reparación de heridas.

Un estudiante de investigación de la Universidad Metropolitana de Cardiff, en Reino Unido, Hajer Taleb, que llevó a cabo el trabajo, identificó que el sirope de dátil contiene una serie de compuestos fenólicos que se forman de manera natural en la fruta del dátil a medida que madura. Se ha demostrado anteriormente que estos compuestos tienen actividad antibacteriana.

El sirope artificial, hecho de los azúcares presentes en el sirope natural pero que carece de los compuestos fenólicos, no fue tan eficaz en la inhibición del crecimiento bacteriano. Los resultados in vitro han demostrado que el sirope de dátil producido tradicionalmente en Basora, sur de Irak, tiene actividad antibacteriana comparable a la miel de manuka.

Los resultados revelaron que cuando el sirope se mezcla con una gama de bacterias causantes de enfermedades, como ‘Staphylococcus aureus’, ‘Escherichia coli’, ‘Enterococcus spp’ y ‘Pseudomonas aeruginosa’, inhibe su crecimiento.

El sirope era eficaz en cantidades similares a la miel de manuka pero funcionó más rápidamente, inhibiendo el crecimiento bacteriano después de seis horas de tratamiento, mientras que la miel de manuka requiere más tiempo.

Fuente (EuropaPress)

Deje su comentario

He leído y acepto la Cláusula de Consentimiento*