El colesterol es un tipo de grasa que nuestro cuerpo necesita para formar las membranas celulares, los ácidos biliares que segrega la vesícula, las hormonas sexuales, la vitamina D y otros compuestos esenciales.

colesterol-300x225

Si no ingiriésemos ni un gramo de colesterol, el hígado se encargaría de fabricar el suficiente para el desarrollo de las funciones vitales.

El problema surge cuando en la sangre circula una cantidad superior a la que requiere el organismo, normalmente debido a una alimentación rica en grasas saturadas. Entonces se deposita en las arterias. Este proceso reduce la luz de los vasos sanguíneos y envejece precozmente los tejidos.

Remedios naturales para el colesterol

El exceso de colesterol es uno de los grandes males de nuestra sociedad. Sedentarismo, comidas copiosas y alimentos que esconden grasas nocivas que taponan nuestras arterias son las principales causas de esta silenciosa “epidemia”.

Aprovecha las virtudes de las plantas para tener tus órganos a pleno rendimiento.

1. Boldo

Permite realizar un buen drenaje de la vesícula y evita que el colesterol se precipite y forme cálculos.

Dosis: una taza o 1 g de extracto tres veces al día, antes de las comidas.

ortosifon_683x455_c986cfd2

2. Ortosifón

Activa la producción de bilis, es diurético, depurativo y bacteriostático.

Dosis: 30-60 gotas, una a tres veces al día antes de las comidas o de 300 a 1.000 mg de extracto seco.

3. Romero

Tomado tras una comida es digestivo y ayuda a eliminar toxinas y a regenerar las células hepáticas.

Dosis: 2-3 tazas diarias de infusión o decocción de sus flores u hojas.

4. Zarzaparrilla

Favorece la eliminación de urea y disminuye el nivel de colesterol.

Dosis: 15 gotas de extracto líquido en agua antes de las comidas o 3 tazas diarias de la infusión del rizoma.

colesterol-malo

Infusión casera para reducir el colesterol

En periodos de estrés y fatiga pueden producirse intolerancias alimentarias que perturban el funcionamiento del hígado y elevan la tasa de colesterol. Restablecer el equilibrio hepático de forma natural es posible con esta tisana.

Ingredientes

30 g de hojas de boldo
30 g de agrimonia

20 g de arraclán (Rhamnus frangula)
20 g de cálamo aromático

Lo importante a la hora de elaborar esta receta es la proporción, no la cantidad. Puedes preparar la mezcla de hierbas para hacer sólo una infusión o dejar mezcla lista para tomarla con regularidad.

Preparación

Mezcla las hierbas en un recipiente. Coge dos cucharadas superas de la mezcla.
Añade las dos cucharadas de hierbas a medio litro de agua caliente y déjalo reposar durante 10 minutos.
Toma esta tisana antes de las comidas, que deberían ser ligeras hasta recuperar el bienestar digestivo.

Fuente cuerpomente.com

Deje su comentario

He leído y acepto la Cláusula de Consentimiento*